El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero ha abogado hoy por una implicación directa de los independentismos catalán y vasco en la gobernanza de España. Es por ello que apuesta por la pronta entrada de representantes de formaciones soberanistas en el Consejo de Ministros. Paralelamente, el exdirigente socialista -presidente del Gobierno entre 2004 y 2011- ha lamentado que el poder en España haya estado siempre en manos de políticos castellanos o andaluces.

«Algunas veces se ha dicho, ‘a ver si hay ministros de partidos catalanes, de partidos independentistas, nacionalistas’… Quizás tenga que ser el momento en que esto llegue y se supere y veamos una nueva perspectiva de las cosas. Llega un momento en que tendrá que haber una participación más activa de las fuerzas políticas hoy independentistas en un futuro proceso de gobierno en España». Así ha resumido Zapatero el papel que deberían tener, a su parecer, fuerzas soberanistas, como E

RC, Junts per Catalunya, el PNV, EH-Bildu o la CUP
.

Según ha declarado el expresidente al diario «ElNacional.cat», Cataluña y el País Vasco han sido «grandes focos de desarrollo» económico, industrial, cultural y europeísta. No obstante, ha observado que el «poder» institucional ha recaído siempre en políticos de origen andaluz o castellano, como él mismo. «Eso se nota», ha añadido. Así las cosas, Zapatero no solo ha evitado criticar la dependencia que tiene Pedro Sánchez de formaciones independentistas como ERC o EH-Bildu, sino que ha defendido ahondar en su implicación política. No en vano, a día de hoy, nunca ha habido un representante de un partido nacionalista o regionalista sentado en el Consejo de Ministros.

La mesa de diálogo: «Tendremos un acuerdo»

Preguntado por la «mesa de diálogo» Estado-Generalitat acordada por el PSOE y Esquerra tras las últimas elecciones generales, Zapatero ha pedido que sea un espacio «respetado» y con un tiempo «ilimitado». Con todo, ha descartado que sea necesaria en ella la participación de «mediadores» ni que las conversaciones desemboquen en un referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña. «Nos tenemos que conocer más, dedicar un poco más de tiempo a la serenidad del diálogo. Lo asumiremos en algún momento las dos partes, no hay otro destino que entenderse y llegar un día y firmar una acuerdo. Mejor o peor. Tendremos un acuerdo», ha prometido.

Cortesia de ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here