Vox ha conseguido entrar en el Parlamento vasco al lograr un escaño para su cabeza de lista por Álava, Amaia Martínez, con un 3,8% de los votos.  La formación de ultraderecha se sitúa así en la Cámara vasca por la tierra de su líder, Santiago Abascal, nacido en Bilao, pero criado en la localidad alavesa de Amurrio.

El coordinador de la campaña de Vox para Galicia y el País Vasco, Ignacio Garriga, ha calificado de “”heroicidad” la consecución de ese asiento en el Parlamento vasco. “Es un éxito sin precedentes”, ha señalado para apuntar después que ese escaño “servirá para terminar con el silencio” ante el nacionalismo y a izquierda abertzale.



“Se abre una nueva época para los vascos, que por fin van a tener una voz contra el nacionalismo, los herederos de ETA y esa izquierda liberticida”, ha indicado Garriga al fino del 100% del recuento dando por hecho que su partido contará con una diputada en la Cámara vasca.

El líder de Vox, Santiago Abascal (i), en un mitin en Laguardia junto a la cabeza de lista de Vox por Álava, Amaia Martínez (d), durante la campaña electoral para las elecciones vascas
(JON RODRIGUEZ BILBAO / EFE)

La entrada de Vox en el Parlamento de Euskadi se produce en paralelo a la caída de la coalición formada por PP y Ciudadanos encabezada por Carlos Iturgaiz, que obtendría cinco escaños frente a los nueve que los populares lograron en los comicios de 2016, lo que paradójicamente supone un éxito para los naranjas que tendrán ahora por primera vez representación en la Cámara vasca con dos representantes.

Abascal ha agradecido esta noche el apoyo de los votantes en el País Vasco y en Galicia, donde su partido no ha obtenido representación, y ha aprovechado para decir que en esta campaña “no ha habido libertad”, porque “Vox ha sido víctima de la bronca y de los medios de comunicación”.



“Han sido unas elecciones sin igualdad democrática, porque las papeletas de Vox no han llegado a los ciudadanos por culpa del dirigente de Correos puesto por Pedro Sánchez a quien hemos llevado a los tribunales”, ha añadido. “Vox se ha consolidado como la tercera fuerza política nacional, porque mientras entra en el Parlamento vasco, el PP decae”, ha agregado el líder de la formación de ultraderecha.

La cabeza de lista de Vox por Álava, Amaia Martínez (1i); la candidata por Guipúzcoa, María Pérez (2d), y el cabeza de lista de Vox por Vizcaya, Niko Gutiérrez (3c), participan en el cierre de campaña de la formación para las elecciones vascas,Vitoria, Álava, País Vasco
La cabeza de lista de Vox por Álava, Amaia Martínez (1i); la candidata por Guipúzcoa, María Pérez (2d), y el cabeza de lista de Vox por Vizcaya, Niko Gutiérrez (3c), participan en el cierre de campaña de la formación para las elecciones vascas,Vitoria, Álava, País Vasco
(Iñaki Berasaluce / EP)

Según el perfil enviado por Vox esta noche, Martínez, la nueva diputada del partido en el País Vasco, es “mujer, madre de una enfermera y licenciada en periodismo, que ha dedicado su vida a la familia y al trabajo”. “Junto a su marido regenta una de las armerías más ilustres de España”, han añadido fuentes de Vox en un comunicado de prensa.

“Martínez es una de las más fieles representantes de la España que madruga y, haciendo gala de sus nobles convicciones morales, decidió dar el paso y hacer frente a la barbarie nacionalista que asola Álava ante la pasividad de los supuestos partidos constitucionalistas”, han agregado desde Vox.



La cabeza de lista de Vox por Álava, Amaia Martínez, junto a la portavoz adjunta de Vox en el Congreso, Macarena Olona (de rojo) y el líder de Vox, Santiago Abascal junto a los candidatos a las elecciones vascas del 12 de julio en Vitoria, Álava
La cabeza de lista de Vox por Álava, Amaia Martínez, junto a la portavoz adjunta de Vox en el Congreso, Macarena Olona (de rojo) y el líder de Vox, Santiago Abascal junto a los candidatos a las elecciones vascas del 12 de julio en Vitoria, Álava
(Iñaki Berasaluce / EP)




Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here