Retomar los ingresos que tuvo el país en 2019 tardará por lo menos 3 años. Así lo señaló el analista e investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina Echeverri, durante  un conversatorio virtual con el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, denominado, “¿cómo será la economía después del coronavirus?”.

Sobre la situación económica del país, Reina aseguró que el escenario para 2020, deja ver una caída de 5% en el Producto Interno Bruto (PIB) y un 18,2% en el desempleo; mientras el escenario más pesimista proyecta un decrecimiento de 7,9% en el PIB y un desempleo de 20,5%. Así mismo, el déficit fiscal se estima en 8,2% para 2020, 5,1% para 2021 y 2,5% para 2022, por lo que afirmó que una nueva reforma tributaria equivaldría a $20 billones.

“Esta es una discusión que debe hacerse a la inversa en la medida que lo que está pasando ahora será fundamental para un año electoral como el 2022, en el que probablemente habrá una mayor tasa de desempleo, una peor distribución del ingreso y una complicación seria en las finanzas públicas. Y en ese contexto, existirá una inmensa probabilidad de que los problemas estructurales se aborden desde el populismo”, aseguró Reina, quien advirtió que volver a los ingresos económicos de 2019 puede costarle al país por lo menos tres años.

En el conversatorio se hizo el análisis y la comparación de las medidas tomadas en materia de salud y económica en Colombia y el mundo, así como las proyecciones para el país tras la superación del Covid-19.

 

Medidas

Respecto a las medidas tomadas en Colombia, durante estos cuatro meses, Mauricio Reina aseguró que si bien, en ese momento las proyecciones de contagios y fallecimientos para el país hicieron que se implementara como estrategia el confinamiento estricto en todo el territorio, esta decisión se tomó de manera muy apresurada.

Como consecuencia, aunque Colombia hoy registra niveles bastante bajos en número de fallecidos, frente a otros países de la región y del mundo, aunque la curva de contagios todavía no llega a su pico máximo, impidiendo vislumbrar alguna estrategia aterrizada para la pospandemia.

Esto ocurre, además, cuando el cierre total derivó en un desgaste profundo para la economía y el empleo, siendo este último el de más lenta recuperación, teniendo en cuenta que la reapertura de la economía se hace en Colombia cuando la curva de contagios todavía no se aplana y por el contrario, sigue en crecimiento.

 

La salida

Por su parte, el Presidente de la ANDI aseguró que “hasta el momento, Colombia no ha tenido una estrategia de salida de la cuarentena, ni ha habido un énfasis suficiente en el equipo de economistas para evaluar el costo económico de las estrategias seleccionadas. Incluso, se ha proyectado que un mes más de cuarentena podría reducir las finanzas públicas de una ciudad como Bogotá en $1 billón adicional”.

Sostuvo el directivo gremial que “en ese sentido, hemos retrasado una cantidad de cosas que ya han ocurrido en otros países, y pareciera que la única alternativa es esperar la vacuna, sin embargo, varios estudios indican que una estrategia ciudadana estricta y de autocuidado puede ser incluso más eficaz para prevenir el contagio”.

Asimismo, el analista Reina dejó una serie de reflexiones. Aseguró, por ejemplo, que la calificación de riesgo de los países en el marco de la pandemia, por parte de las calificadoras, será cada vez más relativa y permitirá a los países tener menos preocupación en su manejo en el corto plazo. Así mismo, dijo que deben hacerse más esfuerzos en campañas de cambio de comportamiento para verdaderamente enfocarse en testear, rastrear focos y aislar contagiados para poder mantener vigentes las actividades de quienes no lo están.



Cortesia El Nuevo Siglo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here