Este martes se dio a conocer que el Vaticano declaró como culpable de abuso sexual contra un menor al sacerdote chileno Jorge Laplagne, quien hasta 2018 estuvo a cargo de las parroquias San Crescente de Providencia y Nuestra Señora de Luján de Ñuñoa, y que además prestaba servicios en el Instituto Alonso de Ercilla, de los Hermanos Maristas.

La información fue confirmada por el Arzobispado de Santiago, desde donde indicaron que el cura «señaló su decisión de apelar, por lo que el proceso sigue su curso. Mientras tanto, seguirán vigentes las medidas cautelares de restricción del ejercicio público del ministerio».

«Comunicamos que la Santa Sede ha considerado culpable del delito contra el sexto mandamiento del decálogo contra menor», señala el comunicado.

«Ya se ha informado al denunciante», agregó la nota de la autoridad eclesiática local.

Laplagne figura indagado por la Iglesia desde junio de 2018, pero las imputaciones en su contra remiten al 19 de marzo de 2010 cuando el ex acólito Javier Molina acusó diversos abusos sexuales cometidos por el religioso en su calidad de guía espiritual.

Recién en septiembre de 2018 el Arzobispado de Santiago catalogó como verosímiles las denuncias contra Laplagne y las remitió al Vaticano.

Cortesia de Cooperativa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here