Diario “LA REPÚBLICA”

Sr. Director

Presente.

Desde la “Mitad del Mundo@ Quito, Ecuador, viviendo una compleja situación signada por la incertidumbre y el desamparo oficial del gobierno uruguayo, transcurren nuestros días en este maravilloso y solidario país “hermano”, azotado duramente por la pandemia y que navega las más pestilentes aguas de la corrupción actualmente, en torno al área de la salud, y que no ha hecho más que agudizar una crisis sanitaria y social sin precedentes en la historia.

Desde el colectivo de uruguayos varados aquí, les saludamos y apelamos a vuestra solidaridad con el espíritu de hacer pública nuestra imperiosa necesidad de retorno a casa a través de esta misiva remitida al Sr. Ministro de RREE Ernesto Talvi, por vuestro intermedio, y aspirando a que no caiga en saco sin fondo como las anteriores comunicaciones realizadas a los jerarcas de Comunicación, Vinculación y Asuntos Consulares como detalla la misma. Solicitamos desde aquí vuestra gentil cooperación poniéndonos a las órdenes desde ya agradecidos…

Atte…

Uruguayos varados en Ecuador 

Carta:

Ministerio de RR Exteriores

Exmo. Sr. Ministro

Ernesto Talvi

Presente.

De nuestra mayor consideración .

Somos un numeroso colectivo de compatriotas uruguayos varados en el Ecuador por motivo de la pandemia Covid-19 y las medidas restrictivas promovidas desde el gobierno de este país y el resto de los latinoamericanos, como prevención y paliativo de sus dramáticos efectos. 

Desde hace más de 90 días cumplimos cuarentena estricta aquí (exigida además por severas medidas de toque de queda impuesto por el gobierno), tiempo en que han venido agotándose poco a poco nuestros recursos económicos, estando además sin ningún tipo de actividad que nos permita generar alternativas de trabajo que faciliten nuestra manutención aquí. Situación que nos hace absolutamente vulnerables en medio de esta penosa crisis sanitaria que azota a este maravilloso y dolido país, que ha dado a través de su gente y en circunstancias distintas sentidas muestras de solidaridad para con nosotros en las distintas ciudades por las que estamos diseminados y a la deriva. 

Como es de público conocimiento, Ecuador es uno de los países latinoamericanos con mayores dificultades en relación al Covid-19, con un exponencial crecimiento en materia de contagios que no se ha detenido y un sistema sanitario con serias dificultades operativas, producto del colapso en la atención y una lamentable ola de corrupción en el manejo de los recursos e insumos, que dificulta más aún la solución al problema. 

Esta realidad anárquica aumenta nuestra angustia y preocupación, considerando además, el hecho de que carecemos de cobertura, seguro y asistencia médica para enfrentar cualquier dificultad que pudiera eventualmente afectarnos.

Vale decir que en decenas de ocasiones y transcurriendo por los canales correspondientes, contactamos con la oficina de representación diplomática uruguaya, hablando con el cónsul Sr. Mateo Da Costa a quien planteamos enfáticamente nuestra penosa situación (particular y colectiva, en procura de una solución que facilitara nuestro urgente retorno al Uruguay .

El funcionario, muy receptivo y atento, nos ha informado en forma recurrente con buena disposición “siempre” que por el momento la posibilidad cercana (en estos días) de un nuevo vuelo humanitario dispuesto por el Gobierno uruguayo o interconexión programada para una eventual repatriación era bastante improbable, e insiste en no haber recibido directivas desde Cancillería para la organización de un vuelo. Esta es la única respuesta que obtenemos, amén de su planteo sobre eventuales escenarios para retornar que finalmente por motivos diversos nunca se concretan, aumentando más aún nuestra desazón e incertidumbre potenciada por la creciente imposibilidad económica para afrontar nuestros gastos diarios, en un país con su economía paralizada y la mayoría de comercios cerrados, con riesgo por su situación de desempleo, de un previsible estallido social; pues amén de los despidos de trabajadores y recortes de salarios, predomina aquí el empleo informal que aporta a estos ciudadanos ingresos en forma diaria, que no se concretan hoy por el toque de queda en funcionamiento que impide a la gente trabajar en la calle con “ normalidad”.

Hace más de 2 meses llegó al Ecuador una unidad de la Fuerza Aérea que regresó a un grupo de compatriotas enterados de este vuelo que el Sr. cónsul pudo organizar en tiempo récord con un tiempo menor a las 48 hs, motivo por el cual la mayoría de personas varadas no nos enteramos y quedamos aquí sin alternativa de regreso, pues el retorno de nuevos vuelos anunciados por el cónsul lamentablemente, y por motivos ajenos a su voluntad, nunca se concretaron; argumentándonos que esto se debió a la falta de combustible para el avión “Hércules”. 

Hemos empleado con absoluta cordialidad y discrecionalidad casi todos los recursos ante el gobierno apelando a su solidaridad y consideración institucional para que se nos facilite el retorno, derecho que nos asiste como ciudadanos, sin haber obtenido “respuestas concretas” hasta hoy. 

1) Recurrimos a la oficina diplomática aquí hablando con el Sr. Cónsul en varias ocasiones (como referimos) sin resultados. 

2) Recurrimos en forma directa y personal a su Secretaría de Comunicación, a través de un compañero quien se comunicó con su secretaria, la periodista Ana Carrero, funcionaria que, anunció, se comunicarían de inmediato desde el departamento correspondiente para encontrar solución posible al tema. La referida llamada nunca sucedió por lo que volvimos a contactarle dos días después, pero la referente no respondió más a los llamados ni a los WhatsApp enviados a su móvil, medio por el que nos conectamos en principio.

3) Recurrimos también en forma directa, personal, al director de vinculación Sr. Martín Lorieto, al que informamos a través de nuestro compañero de nuestra situación y las gestiones anteriores realizadas sin éxito.

Este jerarca adujo no tener al Ecuador bajo su “monitor”, pero insistió en que trabajaban en su cartera posibles soluciones para el asunto, sugiriéndonos que nos contactáramos (a través de un correo que nos brindó) con su superior, la directora gral. de asuntos Consulares, Embajadora Pauline Davies. 

Fieles a esta sugerencia, se envió el día 4 de junio la misiva con detalles particulares y del colectivo, sin obtener hasta la fecha respuesta alguna, ni tan siquiera un acuse de recibo. En la jornada del día 10 reenviamos el correo con agregado. Aún aguardamos una respuesta de esta autoridad, responsable de las acciones de repatriación junto a usted y el comité interno.

Somos conscientes de la complejidad que implica la resolución de estos asuntos, con uruguayos varados por todo el mundo, como así también de las acciones exitosas hasta ahora realizadas de parte del gobierno retornando compatriotas. 

Pero en nuestro caso, tenemos la dolorosa sensación de que no se está valorando, ni contemplando, lo que atravesamos aquí: un alto riesgo para nuestra salud y una crítica situación económica que no nos permite en muchos casos sostener nuestros gastos diarios.

Días atrás se anunciaban más de 80 vuelos autorizados, entre ellos a Ecuador, durante su conferencia de prensa, pero una vez más estamos sin saber en forma concreta una fecha para el mismo. 

Acabamos de enterarnos de un vuelo financiado por el gobierno colombiano para retornar a sus compatriotas desde Uruguay y trasladar a nuestro país a varados uruguayos en su país. 

Por la cercanía de Ecuador con Colombia, nos resulta una alternativa inmejorable para concretar nuestro traslado mediante una conexión Quito – Bogotá, por lo que rogamos se considere esta posibilidad, pues aquí nosotros, sus compatriotas, muchos varados con niños, aguardamos una acción que resuelva finalmente nuestra estancia aquí. 

Sr Ministro, con todo respeto: “queremos saber finalmente y en forma concreta hasta qué fecha se extenderá nuestra angustia y dificultades aquí. Ya la situación se ha tornado insostenible. Necesitamos tener una fecha y no el simple anuncio de que vendrán. 

Comprenderá lo que genera esto en nosotros y en nuestras familias en Uruguay”.

Por tal motivo y conscientes, como decíamos del esfuerzo de trabajo realizado hasta la fecha por usted y su equipo, que permitió volver a casa a otros compatriotas, solicitamos se tome en cuenta nuestra urgente solicitud, pues anhelamos con premura el regreso a casa para continuar cumpliendo con este duro proceso que atravesamos todos, pero con la tranquilidad que aporta estar junto a nuestros hijos y familiares. De igual modo que sucede con los varados en otros países.

Muchos de los compañeros, producto del estrés que genera esta incertidumbre y desamparo en el que vivimos por estos días, atraviesan ya problemas serios de salud que les pone en situación de mayor exposición ante la dura arremetida del virus, por la depresión y baja de las defensas.

Como dato complementario y no menor, vale decir que algunos contamos con ticket aéreo de regreso, pero algunas de las compañías (entre ellas Latam) se han declarado en quiebra y con suerte podrían restablecer sus vuelos en casi 60 días, poniéndonos en una situación de mayor preocupación y vulnerabilidad, por todos lo expuesto anteriormente (Economía y salud).

Por tal motivo entonces, formalmente solicitamos vuestra consideración institucional e inmediata solución a este calvario. Nos preocupa y mucho además que en otros vuelos, se ha exigido un pago por concepto del viaje, algo que resulta contradictorio pues a la gran mayoría le resulta “imposible” afrontar por la crítica situación económica que vivimos. 

Sin más y esperando se concrete esta opción de conexión con Colombia prevista para la próxima semana, quedamos desde ya agradecidos, dando por descontada una feliz solución al tema de vuestra parte, les saludamos cordialmente…

Atte:

Colectivo uruguayo 

“Varados en Ecuador

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here