Uno de esos casos que da rabia por la brutalidad y la desidia de las autoridades, se vivió esta mañana en Sant Feliu de Guíxols, Girona, España, cuando un hombre lanzo ácido a una mujer y a su hija en plena calle.

Lo especialmente terrible de este caso es que la víctima había denunciado una decena de veces al acosador ante la policía catalana, pero nadie hizo nada.

En la mañana del lunes, el hombre pasó de las amenazas a los hechos cuando en plena vía pública arrojó sosa cáustica a la mujer y a una de sus hijas. Ambas fueron trasladadas de urgencia un recinto hospitalario, donde se confirmó que la mujer de 35 años sufrió quemaduras muy graves en los labios, las encías y la cornea del ojo derecho, que podría perder. Mientras que la menor sufrió lesiones en un labio y un ojo, pero de menor intensidad.

El marido y los padres de la víctima narraron cómo se gestó este horrendo ataque. Después de tener una relación extramatrimonial, este hombre de 40 años no paró de acosar a la mujer. Lanzaba piedras al balcón del domicilio, la esperaba durante horas fuera de la casa e incluso llegó a fingir ser atropellado por el matrimonio.

Todo esto fue denunciado a la policía pero poco y nada se hizo. Ahora, los agentes buscan a este agresor y acosador, pues tras el ataque se dio a la fuga.



Cortesia de Publimetro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here