La ingeniera Justine Haupt creó un original celular con aspecto vintage y dial giratorio, con el que pretende evitar la dependencia de estar mirando internet y enviando mensajes todo el día.

Haupt, desarrolladora de instrumentación de astronomía en el Brookhaven National Laboratory de Estados Unidos, creó un celular  muy alejado de las pantallas táctiles a las que nos hemos acostumbrado. Lo ha bautizado con el nombre de Rotary Cellphone.

Haupt explica que su intención “es usar este móvil como mi teléfono principal. Cabe en un bolsillo, es razonablemente compacto; puedo llamar a las personas con las que hablo con mayor frecuencia más rápido que con mi teléfono anterior, y la batería dura casi 24 horas”.

Según ella misma explica, creó este dispositivo “porque en un mundo fastidioso, molesto y con personas hiperconectadas que usan teléfonos sobre los que no tienen control o comprensión, quería algo que fuera completamente mío, personal y absolutamente táctil, al tiempo que también me daba una excusa para no enviar mensajes de texto.

Mirá también

Además, quería demostrar que “es posible tener un teléfono perfectamente utilizable sin pantalla táctil y que de alguna manera puede ser más funcional”, explica en su página web.

El pequeño dispositivo creado por Haupt destaca por contar con un dial giratorio como los teléfonos de antaño.

El pequeño dispositivo creado por Haupt destaca por contar con un dial giratorio como los teléfonos de antaño.

El pequeño dispositivo creado por Haupt destaca por contar con un dial giratorio como los teléfonos de antaño. La ingeniera encontró este dial de un teléfono Western Electric Trimline y realizó el diseño del dispositivo en una impresora 3D.

Mirá también

El teléfono cuenta con una antena real extraíble con conector SMA y, según Haupt, “las recepciones son excelentes, pero si realmente quisiera, siempre podría conectar una antena direccional”.

El dial giratorio está montado sobre un circuito diseñado por la propia ingeniera, que también ha construido un transistor Adafruit Fona 3G y una pantalla de tinta electrónica.

El teléfono cuenta con una antena real extraíble y, según Haupt,

El teléfono cuenta con una antena real extraíble y, según Haupt, “las recepciones son excelentes, pero si realmente quisiera, siempre podría conectar una antena direccional”.

El móvil es perfectamente funcional y su batería dura 24 horas.

Mirá también

A pesar de que para llamar tiene que marcar todo el número como se hacía antiguamente, Haupt creó una tecla única en la que ha configurado el número de teléfono de su marido y otros números habituales. Más allá de esta función, el dispositivo no tiene menús para buscar. “Las personas a las que llamo con mayor frecuencia se almacenan, y si tengo que marcar un nuevo número o hacer algo como ajustar el volumen, entonces puedo usar el dial giratorio“, explica.

Haupt, desarrolladora de instrumentación de astronomía en el Brookhaven National Laboratory de Estados Unidos, creó un celular  muy alejado de las pantallas táctiles a las que nos hemos acostumbrado. Lo ha bautizado con el nombre de Rotary Cellphone.

Haupt, desarrolladora de instrumentación de astronomía en el Brookhaven National Laboratory de Estados Unidos, creó un celular muy alejado de las pantallas táctiles a las que nos hemos acostumbrado. Lo ha bautizado con el nombre de Rotary Cellphone.

El celular cuenta también con indicadores leg, un interruptor de los de toda la vida para encender y apagar el dispositivo y una pequeña pantalla que muestra las llamadas perdidas. Esta pantalla ePaper es bi estática, lo que significa que no se necesita energía para mostrar un mensaje fijo.

Haupt explica que su intención “es usar este móvil como mi teléfono principal. Cabe en un bolsillo, es razonablemente compacto; puedo llamar a las personas con las que hablo con mayor frecuencia más rápido que con mi teléfono anterior, y la batería dura casi 24 horas”.

La Vanguardia.​

GML​



Source link