Basta que el cronista pase con la fotógrafa para que estalle la paleta de gritos. “¡Acá, acá! ¡A nosotros!”. Les quedará voz un rato más tarde, cuando, sobre el césped que envuelve la pista de atletismo, se tiren en los inflables o emulen pasitos bolicheros al ritmo de la música que suena en los parlantes.

Mirá también

Son los momentos en que el CeNARD de Núñez se convierte en un parque de diversiones para estos 480 chicos nacidos entre 2004 y 2007 que llegaron a Buenos Aires para ser parte del Campus Dakar 2022, el primer paso en la preparación que, sueñan, los deposite en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud.

Entre los 480 chicos del campus hay 242 varones y 238 mujeres. Foto: Lucía Merle

Entre los 480 chicos del campus hay 242 varones y 238 mujeres. Foto: Lucía Merle

También es su primera Mini Villa. Durante una semana (hasta el martes inclusive) estos chicos, reclutados por toda Argentina a lo largo de 2019, conviven al tiempo que se entrenan, participan de actividades educativas y son evaluados exhaustivamente por un amplio abanico médico.

Evaluaciones en el campus Dakar 2022 en el CeNARD. Foto: ENARD

Evaluaciones en el campus Dakar 2022 en el CeNARD. Foto: ENARD

“Nunca me imaginé estar acá, en el CeNARD, y menos para una convocatoria de Selección. Y estar es saber que en cierta forma estás en la mira para los JJ.OO. Eso ya es un montón”, dice Benjamín Castillo (14 años), atleta de mediofondo que llegó desde Santa Fe. Se acerca a hablar con Clarín junto a dos compañeros que parecen casi amigos, pero con los que hasta hace algunas horas ni se conocía.

Parte del grupo de los chicos de atletismo. Foto: Lucía Merle

Parte del grupo de los chicos de atletismo. Foto: Lucía Merle

“Es muy divertido, conocemos mucha gente nueva, es mejor de lo que imaginábamos”, reconoce Agostina Francés Vall (14), marplatense y también mediofondista. Con ella y Benja está Uriel Aguirre (14), que practica jabalina y es el único que llegó de Marcos Paz. “Yo vine solo pero enseguida me acerqué a los demás chicos y se hizo un lindo grupo. Jugamos, nos divertimos y entrenamos duro”, afirma.

Dos de los chicos del equipo de lucha se ejercitan y se divierten en la arena. Foto: ENARD

Dos de los chicos del equipo de lucha se ejercitan y se divierten en la arena. Foto: ENARD

La imagen que transmiten no engaña. Se abrazan para las fotos, se mueven como una masa uniforme en cada actividad. Pasa en los casi 20 de atletismo y en cada subgrupo según el deporte que practican, aunque en muchas actividades comparten cosas con los demás. Hay emociones intensas, adolescencia pura, frescura everywhere (en todas partes), ganas de vivir y sueños en grande.

Momento de distensión y baile en el campus Dakar 2022 en el CeNARD. Foto: @JSJRosario2021

Momento de distensión y baile en el campus Dakar 2022 en el CeNARD. Foto: @JSJRosario2021

Pero también hay trabajo, claro. Sobre todo hay trabajo. Alarmas que suenan a las 7 a.m., jornadas desgastantes de puesta a punto física para luego practicar y pulir detalles técnicos. Múltiples estudios médicos generales pero también específicos llevados a cabo por los profesionales del Laboratorio de Ciencias Aplicadas al Deporte.

Encuentros con personajes admirados, desde Marcelo Gallardo a algunos de los chicos que pasaron por los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018 y les comparten experiencias. Charlas sobre valores del olimpismo, nutrición, dóping…

Alegría entre los pibes que pasan una semana en su propia

Alegría entre los pibes que pasan una semana en su propia “mini Villa Olímpica” del CeNARD. Foto: Lucía Merle

Justamente, aquella cita olímpica porteña de hace dos años y medio marcó a muchos de los chicos que están hoy en Núñez. Valentina Yoli (14) y Aylín Ursino (16) son prueba cabal. Ambas practicaban la modalidad bajo techo, pero la locura del beach handball las llevó a la arena. “Antes sólo hacía indoor, pero apenas vimos los YOG quisimos probar más con nuestro equipo”, dice Ursino, oriunda de Carmen de Patagones. Yoli complementa: “Cuando las chicas salieron campeonas explotó todo, se hizo más conocido y ahí arrancamos”.

Las chicas del beach handball, disciplina que se hizo conocida a partir de su inclusión en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Foto: ENARD

Las chicas del beach handball, disciplina que se hizo conocida a partir de su inclusión en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Foto: ENARD

Cerca de ellas andan los pibes del vóley playero, un grupo que muestra el federalismo del deporte: Sebastián Weremczuk (15) es de Campo Grande, Misiones; Bruno Meglioli (15), de San Juan; y Agustín Moyano (13) de Alem, Buenos Aires. Este último explica un poco algo que les pasó a muchos: “Nunca había jugado beach y de repente me llegó un mensaje del mánager de la Selección para avisarme que me convocaban. No entendía nada”. Seba arrancó en su pueblo hace dos temporadas y Bruno lleva 10 años en Obras de su provincia.

Los chicos del beach vóley y las chicas del beach handball. Foto: Lucía Merle

Los chicos del beach vóley y las chicas del beach handball. Foto: Lucía Merle

El casi medio millar de pibes y pibas tiene orígenes disímiles pero sueños compartidos. Estar acá no implica ir a Dakar ni vivir del deporte en el futuro, pero es una motivación para perseguir esos anhelos. Para ellos, que están acá, y también para los que no llegaron pero seguirán teniendo las puertas abiertas. Es, además, el camino correcto. ¿Se puede mejorar? Claro. Pero es un gran inicio.

Mirá también

El campus en números

30

Los padrinos olímpicos del campus, destacados deportistas que están acompañados también por 40 atletas del Programa Transición al Profesionalismo.

120

Los entrenadores nacionales que forman parte del Programa Dakar. Los asisten 14 especialistas extranjeros.

480

Los jóvenes atletas que fueron convocados al campus con un marco de igualdad de género: son 242 varones y 238 mujeres.

9.456

Fueron los chicos evaluados durante 2019, en las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires, desde las primeras instancias del programa.

31

Los deportes del campus. Para ellos hay 13 sedes además del CeNARD, como el circuito KDT, la pista BMX o el Tiro Federal.



Source link