La Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump no fue informado sobre presuntas recompensas ofrecidas por Rusia a milicias vinculadas a los talibanes por matar soldados estadounidenses en Afganistán por falta de precisión sobre los datos de inteligencia.

«No hay consenso dentro de la comunidad de inteligencia sobre estas alegaciones», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, después de que la oposición demócrata en el Congreso exigiera una sesión informativa sobre qué sabía Trump y cuándo lo supo.

«De hecho, hay opiniones discrepantes», dijo McEnany, al reiterar que el presidente no fue informado sobre el explosivo asunto.

McEnany dijo que los principales líderes del Senado y de la Cámara de Representantes recibirían reportes sobre el tema.

Tanto Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y líder de los demócratas en el Congreso, como Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado, habían pedido una reunión informativa urgente sobre esos trascendidos de prensa.

McEnany dijo que la sesión informativa de la Casa Blanca «aclarará muchos de los reportes… el presidente ha dejado en claro que nunca fue informado». «Los datos de inteligencia son verificados antes de llegar al presidente de Estados Unidos. En este caso no se verificaron», afirmó.

En una carta dirigida al director de Inteligencia Nacional (DNI), John Ratcliffe, y a la directora de la CIA, Gina Haspel, Pelosi dijo: «Las preguntas que surgen son: se informó al presidente, y si no, por qué no, y por qué el Congreso no fue informado».

Como se recordará medios estadounidenses informaron que los servicios de inteligencia de concluyeron que una unidad de inteligencia militar rusa ofreció recompensas a militantes vinculados con los talibanes por matar a efectivos de la coalición liderada por Estados Unidos en Afganistán.

Las recompensas fueron supuestamente incentivos para atacar a las fuerzas estadounidenses, en momentos en que Trump intenta retirar tropas de ese país devastado por el conflicto, una de las demandas clave de los militantes, y poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

Trump negó haber sido informado sobre este asunto, que renovó los cuestionamientos sobre su reticencia a enfrentar a Rusia. «Los servicios de inteligencia acaban de informarme que no encontraron esta información creíble y, por lo tanto, no me la informaron a mí ni al vicepresidente» Mike Pence, tuiteó Trump.

«Si se verifican informes de inteligencia de que Rusia o cualquier otro país está ofreciendo recompensas a las tropas estadounidenses, entonces deben ser tratados como patrocinadores estatales del terrorismo», dijo en Twitter el senador Thom Tillis, un republicano en el comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara Alta.

Según cifras oficiales del Pentágono, ningún miembro de las fuerzas armadas de Estados Unidos ha sido abatido en Afganistán desde finales de marzo.

Los talibanes negaron el reporte y reiteraron que estaban comprometidos con un acuerdo firmado el 29 de febrero con Washington que allana el camino para retirar todas las fuerzas extranjeras de Afganistán para el año próximo. Rusia también ha desmentido la información como «sin fundamento».



Cortesia El Nuevo Siglo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here