La Prensa-

El sector de zona franca, el Gobierno y sindicalistas firmaron un acuerdo laboral para atender la emergencia sanitaria del coronavirus entre sus más de 120 mil trabajadores, que abarcará permisos laborales con goce parcial salarial, suspensión temporal de contratos y adelanto de vacaciones, entre otros.

El acuerdo fue suscrito por la Comisión Nacional de Zona Franca, la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, el Ministerio del Trabajo, la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros, así como todas las fuerzas sindicales, entre otros.

De entrada se recomendó a todas las empresas de este régimen adoptar  medidas sanitarias para proteger la salud del personal ante pandemia del Covid-19, según el acuerdo difundido por la Central Sandinista de Trabajadores.

Debido a la caída de los pedidos de órdenes de producción por parte de las marcas o por  y para evitar la propaganción del virus, se autorizó a las empresas de zona franca, que según datos del Banco Central de Nicaragua, son más de 180 hasta febrero del año pasado:

1. Otorgar permisos laborales con goce porcentual de salarios.

2. Anticipo a cuenta de vacaciones

3. Reducir jornadas de trabajo

4.Realizar actividades laborales a distancia o teletrabajo

5. Realizar suspensiones temporales de contratos de trabajo al amparo del artículo 38 del Código de Trabajo, usar otra cualquier buena práctica que la empresa considera conveniente, por ejemplo anticipo de antigüedad, paquetes alimenticios y otros”.

En el acuerdo se dejó claro que previo a la suspensión colectiva y temporal de los contratos de los trabajadores, las empresas y junto con los trabajadores afectados deberán crear una comisión bipartista, de tal manera que si no hay conformidad con lo que se acuerde, la empresa podrá recurrir ante la autoridad, en este caso el Ministerio del Trabajo para que esta decida.

Lea además: Más de 9,000 trabajadores de dos empresas de zona franca a sus casas para afrontar el Covid-19

Este acuerdo se firma, después que dos empresas bajo el régimen de zona francas decidieran suspender temporalmente operaciones, ANNIC de Masatepe, de origen norteamericano donde laboran 300 personas y Gildan de Rivas y San Marcos, de capital canadiense donde trabajan 9,000 empleados. Ambas empresas decidieron retomar sus labores después de Semana Santa.

Además se conoció que a partir del 27 de marzo cerrará operaciones Yazaki por un periodo de 15 días.

El papel del Ministerio de Trabajo

En el acuerdo también se establece que el Ministerio de Trabajo a través de la Inspectorías Departamentales del Trabajo, tramitará en un plazo no mayor de 48 horas cualquier solicitud que presenten las empresas bajo el régimen de zona francas, cuando se invoque la causal de la fuerza mayor o caso fortuito, cuando traigan como consecuencia necesaria, inmediata y directa la suspensión de trabajo.

Lea también: Anitec teme caída fuerte en producción en la segunda mitad del año, lo que dañaría el empleo

Además se establece que en los casos de trabajadores mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas de alto riesgo con enfermedades crónicas, la interrupción laboral será con goce de salario. Cabe destacar que con la expansión del virus se ha demostrado que los más afectados ha sido los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Asimismo se acordó que las empresas que adopten el trabajo a distancia, mantendrán las condiciones laborales y salariales pactadas con sus trabajadores o reconocidas por la ley laboral. Actualmente muchas empresas han implementado está modalidad.

Según el acuerdo estas medidas laborales tendrán una vigencia de 30 días, a partir de este 24 de marzo hasta el 24 de abril, y se podrá prorrogar si las condiciones persisten.

Puede interesarle: Anitec confirma cierre de maquila norteamericana en Sébaco, donde 300 quedaron sin trabajo. Empresa fabricaba ropa a famosas marcas en EE.UU.

Minera inicia trámite para suspensión temporal de operaciones

Por otra parte este miércoles la empresa Calibre Mining Corp. anunció que había iniciado un proceso legal con el Ministerio de Trabajo para obtener su autorización para la suspensión temporal de sus operaciones en su minas El Limón y La Libertad.

“Hemos puesto en marcha numerosas medidas de mitigación en nuestras operaciones y a la fecha no contamos con ningún caso confirmado en ninguna de nuestras localidades. Sin embargo, debido al rápido deterioro del entorno mundial y los crecientes retos en cuanto a la logística para obtención de consumibles, reactivos y otros suministros, nos estamos anticipando a dar el paso de suspender operaciones en forma temporal”, dijo Russell Ball, director ejecutivo de Calibre.



La Prensa