Toma pacífica de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba

APG

Un grupo de vecinas, acompañadas por algunos varones y provistas de banderas bolivianas, carteles, así como de cacerolas, realizaron una protesta y toma pacífica de la oficina departamental de la Defensoría del Pueblo en la ciudad de Cochabamba. Sin embargo, la entidad defensorial consideró que fue una acción violenta.

Las manifestantes indicaron que así se cumplen las instrucciones de los Cabildos que resolvieron realizar plantones y tomas pacíficas simbólicas tanto en las instituciones del Estado como en las afines al Gobierno.

«Que nos defienda pues el Defensor del Pueblo; no lo hemos visto en las calles, en ninguna parte, defendiendo a los agredidos, estamos indefensos», reclamó una mujer.

Las mujeres aclararon que se trata de un movimiento ciudadano en defensa de los valores democráticos y así como del respeto al voto.

Otra activista expresó que «este es un movimiento meramente ciudadano, en defensa del voto y en defensa de la democracia. Estamos acá con el defensor del pueblo, pidiéndole que cumpla a cabalidad todas sus atribuciones y funciones que están claramente establecidas en la ley».

«Estamos pidiendo que otras organizaciones que están relacionadas a los derechos humanos puedan sumarse a la defensa del pueblo que está siendo constante víctima de una serie de arbitrariedades: vulneración de derechos fundamentales de la institución que debería protegerlos que es la Policía», agregaron.

«De manera pacífica, mujeres, estamos juntos todo el pueblo con una misma causa, con una misma meta, nosotros queremos ser libres, tener un país democrático y es lo que vamos a conseguir con toda la fortaleza. Nueve departamentos somos uno solo ahora, lo que ha conseguido el gobierno es unirnos», aseguró una joven Del otro lado, el delegado defensorial en Cochabamba, Nelson Cox, expresó que desde la institución se está tratando de canalizar puertas de atención a los conflictos, así como buscando escenarios de diálogo en La Paz.

«Las hermanas movilizadas no entienden su reclamación a la Defensoría y nos piden que nos sumemos al pedido del pueblo de la renuncia de Gobierno», dijo Cox, quien fue exviceministro de Justicia.

«No, no, no; no me da la gana, vivir en dictadura como la venezolana», era otro de los estribillos que repetían constantemente las manifestantes a tiempo de pedir la unidad del pueblo en la lucha por la democracia.

Defensora dice que hubo violencia La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, se pronunció al respecto y afirmó que el grupo de activistas actuó de forma violenta para exigir que la institución se adhiera a su posición política sobre la actual coyuntura que vive el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *