Ciudad de México /

A pesar de la reciente quiebra de una institución financiera y del esperado aumento en la morosidad de las carteras de crédito, BBVA México aseguró que los fundamentales del sistema bancario en su conjunto muestran solidez para enfrentar las consecuencias económicas del coronavirus. 

En una nota elaborada por el área de análisis del grupo financiero, indicó que de manera simultánea se han presenciado no sólo una caída de la demanda y la oferta, sino también un significativo tensionamiento de las condiciones financieras que ya se reflejan en graves afectaciones para el empleo y los ingresos de las empresas y los hogares, por lo que ante este panorama han surgido cuestionamientos sobre la salud del sistema bancario, influidos por experiencias de crisis pasadas.

Agregó que la solidez del sistema bancario mexicano se puede ver a través de la revisión de sus niveles de capitalización, liquidez y morosidad que al cierre de marzo el índice de capitalización del total de la banca múltiple se ubicó en 15.7 por ciento, por encima del mínimo que establece la regulación de 10.5 por ciento aun descontando ya el incremento en la demanda de crédito observada al final del primer trimestre.

En términos de liquidez, al cierre de marzo, la mediana del Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) del sistema en su conjunto se ubicó en 207.6 por ciento, luego de que todas las instituciones bancarias cumplieron con el mínimo requerido por las autoridades de 100 por ciento.

“Estas cifras dan cuenta que el sistema en su conjunto cuenta con recursos líquidos para hacer frente a sus obligaciones. Finalmente, el nivel de morosidad de la cartera total de crédito por parte de la banca múltiple se ubicó en niveles de 2.3 por ciento al cierre de abril, por debajo del máximo de 3.9 por ciento registrado en mayo de 2009”.

Instituciones vulnerables, no afectan al sistema financiero

Agregó que a pesar de la existencia de un grupo de instituciones vulnerables, es importante señalar que no representan un alto porcentaje de los activos de la banca múltiple y, por ende, no pone en riesgo el funcionamiento del sistema bancario en su conjunto.

“Las autoridades financieras cuentan con adecuados mecanismos de resolución de bancos, incluyendo un seguro de depósito, con los que se puede implementar la liquidación de una institución sin que ello se traduzca en problemas para el resto del sistema”, concluyó.

lvm



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here