A pesar de las concluyentes palabras del presidente Iván Duque, continúa la controversia ciudadana entre volver a la cuarentena estricta o perseverar en la reactivación gradual.

Como lo publicó EL NUEVO SIGLO, Duque manifestó el domingo que “debemos entender que no es opción viable para nuestras sociedades encerrarnos hasta que aparezca una vacuna. Tenemos que aprender a convivir con el virus y ganarle con cultura ciudadana, con autocuidado».

A raíz del planteamiento, en las redes sociales se produjeron muchas expresiones.

Por ejemplo, el periodista Daniel Samper Ospina preguntó: “¿Prefiere abrir la economía y que pase lo que tenga que pasar, y ‘mueran los que tengan que morir’ o prefiere volver a cuarentena?”; a lo que respondió el senador Ciro Ramírez, del Centro Democrático: “Prefiero que tengamos disciplina, sigamos los protocolos y el distanciamiento social, mientras podemos ir recuperando la actividad económica de manera gradual para evitar una crisis que puede dejar incluso más muertos y pérdidas que la pandemia”.

Por supuesto, no podía faltar en la polémica el senador Gustavo Petro, de Colombia Humana, quien planteó que “la medida que la sociedad de manera colectiva podría tomar para presionar al Gobierno a una cuarentena estricta con fuerte política social y renta mínima vital es la desobediencia civil. Invito al Comité de Paro a convocarla. No pago de servicios públicos. No pago de deudas”.

La réplica no se hizo esperar. Su colega Paloma Valencia, del Centro Democrático, señaló que “este es el ‘líder’ que no piensa en el país, sino es su rédito político. Qué tal la idea de sumarle a la pandemia una crisis financiera y una contracción económica mayor; a ver si con hambre y desolación surge políticamente”.

En medio de todo, el representante por Santander, Víctor Manuel Ortiz, del Partido Liberal, consideró que “la falsa aporía entre economía o salud es una muestra de la polarización de nuestro país, con un alto interés político y electoral. No es posible un solo camino, es una combinación equilibrada entre salud y economía. Colombia debe buscar medios para evitar volver a cuarentena”.

Pero el exsenador caldense Mauricio Lizcano llamó la atención sobre que “en la pelea entre Claudia López y el Gobierno nacional los únicos que pierden son los bogotanos. Tristemente para algunos líderes es más importante saber quién es el culpable que concentrarse en la solución. La Patria boba en su máxima expresión”.



Cortesia El Nuevo Siglo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here