La Senadora opositora Jeanine Añez, asumió la tarde de este martes la presidencia interina de Bolivia y la presidencia del Senado después de una sesión realizada en el Senado boliviano que terminó sin quórum, debido a la ausencia de los diputados del partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

«Aquí se está frente a una situación presidencial originada en la vacancia de la presidencia del Estado, ante la ausencia definitiva del presidente y del vicepresidente, lo que significa que conforme al texto de la Constitución, como presidenta de la cámara de Senadores, asumo de inmediato la presidencia del Estado previsto en el orden constitucional y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para facilitar la pacificacióndel país», declaró Añez en el pleno del Senado.

Lea Además: EN VIVO | Senadora opositora Jeanine Añez asume la presidencia interina de Bolivia

“El pueblo boliviano es testigo de que hemos hechos todos los esfuerzos necesarios para canalizar la presencia de los asambleístas de las tres fuerzas políticas. Sin embargo, los parlamentarios del MAS no se han hecho presentes han expresado públicamente su decisión de no participar ”, agregó Añez.

Posterior a tomarse la decisión en el Senado, la ahora presidenta interina de Bolivia se dirigió hacia el palacio de gobierno, en La Paz, donde ingresó con una biblia en la mano y gritando «Sí se pudo».

Lea También: Luis Almagro dice que en Bolivia lo que hubo fue un «golpe con el fraude electoral» de Evo Morales

Previo a asumir el mando del país, Añez se había proclamado presidenta del Senado ante la renuncia de la expresidenta del Senasdo, Adriana Salvatierra, quien argumentó que dejaba su puesto porque !queremos que esta situación pare», en referencia a la ola de violencia que invadió varias partes de Bolivia tras la dimisión de Evo morales.

El líder opositor, Luis Fernando Camacho, quien acompañó a Añez a su llegada al palacio de gobierno, aseguró levantarán los paros cívicos en el estado de Santa Cruz. «Yo estoy llamando a mi pueblo ahorita a cumplir con el mandato de que se terminó este trágico proceso en Bolivia y que nosotros vamos a necesitar ahora armar una Bolivia unida, una Bolivia de Paz. Hoy a las 12 de la noche levantamos el paro cívico en Santa Cruz «, expresó Camacho.

«Esto es lo que queríamos todos los bolivianos, tener un presidente constitucional, era lo que mandaba la constitución, la esperanza que teníamos nosotros de que la biblia vuelva a palacio (presidencial), de la posibilidad de tener un presidente democrático pero sobretodo la esperanza de que la paz en nuestro país vuelva y que la paz sea recuperada», agregó Camacho.

Por su parte, el exmandatario Morales aseguró en su cuenta de Twitter que en Bolivia se había consumado lo que él denomina golpe de estado, en referencia a la proclamación de Añez como presidenta interina del país.

«Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia. Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por FFAA y Policía que reprimen al pueblo», señaló Morales.