La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, será este lunes la máxima representación del Ejecutivo en el homenaje religioso que la Conferencia Episcopal dedicará en la Catedral de la Almudena a los miles de víctimas del coronavirus. El presidente, Pedro Sánchez, ha delegado en Calvo la representación gubernamental en un acto presidido por los Reyes pese a que él podría llegar a tiempo.

A media mañana el jefe del Ejecutivo viajará desde Madrid a Lisboa para reunirse y almorzar con el primer ministro, António Costa. Ambos participarán en la que será la primera de una intensa agenda de contactos para negociar el fondo europeo de recuperación post Covid-19.

El programa del presidente en la capital lusa abarcará desde las dos y media hora española hasta aproximadamente las cinco de la tarde, cuando se prevé que finalice el almuerzo que mantendrá con su homólogo. Si sale de Lisboa a las seis de la tarde, como muy tarde, a las siete podría estar aterrizando en la base aérea de Torrejón de Ardoz. El homenaje es a las ocho.

La agenda de Pedro Sánchez en Lisboa, que se ha cerrado a lo largo del fin de semana después de que los dos líderes europeos hablasen el pasado miércoles en el acto de reapertura de la frontera de la necesidad de verse, es un tanto extraña respecto otros viajes similares que ha realizado desde que tomó posesión del cargo hace ya más de dos años.

Sánchez llegará a Lisboa al mediodía y, tras el saludo protocolario, se reunirá con Costa durante aproximadamente media hora. Posteriormente atenderán a los medios de comunicación, justo cuando en España se estén emitiendo los informativos de todas las cadenas. Prácticamente, ya en la tarde almorzarán en el Palacio de Sao Bento, sede del Ejecutivo luso.

La comida es el último de los actos de la agenda oficial del presidente español en el país vecino. Moncloa informa de la hora de inicio pero no de la hora de finalización, aunque teniendo en cuenta el encuentro previo que mantendrán ambos líderes y experiencias previas, estos almuerzos no suelen durar más de una hora y media o dos horas.

La previsión, pues, es que la agenda presidencial de Sánchez en Lisboa finalice poco antes de las seis de la tarde. En total, habrá viajado desde Madrid hasta la capital lusa en un mismo día, con un vuelo privado, para visitar a un mandatario con el que se verá dos veces más a lo largo de este mes de julio por un período de unas cuatro horas. Moncloa, consultada por OKDIARIO, descarta otros actos a parte de los reseñados en la agenda oficial.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here