Rusia: Famoso historiador descuartizó a su novia

El célebre historiador ruso que reconoció haber matado y descuartizado a su pareja, acusó a su víctima de haberlo atacado, durante una audiencia judicial que se realiza en medio de un debate en Rusia sobre la impunidad de los autores de violencia conyugal.

Pálido, mal afeitado, de jeans y suéter rojo, Oleg Sokolov, catedrático de historia en la Universidad Estatal de San Petersburgo y especialista de Napoléon Bonaparte, se cubrió la cara con las manos sollozando, antes de acusar a la víctima, ante el juez que decidirá si permanece detenido.

“Nosotros realmente nos queríamos mucho, pero últimamente se volvía loca cuando se trataba de mis hijos” de un matrimonio anterior, dijo al juez.

Según él, la “joven ideal se transformó (…) atacó con un cuchillo”. “Estoy en shock, tengo remordimientos”, agregó.

La policía lo interceptó la mañana del sábado en las riberas del río Moika, en San Petersburgo. Estaba ebrio y llevaba una mochila en la que cargaba dos brazos de mujer y una pistola de alarma.

Detenido, el historiador, de 63 años, confesó haber matado y desmembrado a su compañera sentimental y exalumna, Anastasia Echtchenko, de 24 años.

Flagelo de la violencia

Serguei Echtchenko, hermano de la víctima, afirmó que “los celos” eran la causa del crimen: “Ella le dijo que iba a la fiesta de cumpleaños de un amigo de la universidad. Él la golpeó, ella salió de todos modos y luego volvió a casa…”, dijo en el sitio de noticias RBK.

Varias asociaciones consideraron este caso como un nuevo ejemplo del flagelo de la agresión contra la mujer en un país que despenalizó en 2017 la violencia doméstica y conyugal en la mayoría de los casos.

Alena Popova, activista por los derechos de las mujeres, denunció en Facebook un sistema judicial “podrido que protege a los hombres violentos hasta que se encuentra un cadáver”. “Podríamos haber evitado este asesinato”, agregó.

Sokolov ya había sido acusado de violencia, según el diario popular Moskovski Komsomolets y una petición publicada en el sitio Change.org, para que sean separados los líderes de la universidad por no tomar medidas disciplinarias.

La petición, que recogió unas 6.000 firmas en pocos días y está dirigida al presidente Vladimir Putin -quien estudio en la misma universidad-, señala a la dirección académica de inercia ante el comportamiento “monstruoso” del profesor.

Moskovski Komsomolets publica que una estudiante que tuvo una relación con Sokolov en 2008 presentó una denuncia en la que afirmaba que fue golpeada con una silla por su amante, quien la amenazó con marcarla con hierro rojo, porque quería abandonarlo.

“Hubo advertencias, pero nadie prestó atención (…) Es culpa de la dirección si no fue detenido a tiempo”, afirmó a la AFP Ivan Poustovois, estudiante de la universidad.

“Es una prueba de la impunidad de la que gozan (en Rusia) los hombres violentos”, dijo a la AFP Alena Sadikova, directora del centro Kitej de asistencia psicológica a las mujeres.

El portavoz del Kremlin, entrevistado por la prensa, condenó un “crimen espantoso”, pero rechazó vincular el asesinato a un debate más amplio.

“En tales situaciones, cuando todo parece indicar que se trata de un acto de locura, es al asesino a quien hay que acusar”, dijo Dmitri Peskov, señalando que corresponderá a la “investigación, al tribunal sacar las conclusiones adecuadas”.

Autor de varios libros, Sokolov fue condecorado con la Legión de Honor en Francia en 2003 y asesoró a los realizadores de películas y documentales sobre Napoléon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *