El brasileño Rodrygo afirmó este martes en Riad que no quiere cargar con la presión de ocupar en el Real Madrid el vacío que dejó Cristiano Ronaldo cuando fichó por el Juventus italiano.

«Soy muy joven todavía para hablar de ocupar el espacio dejado por un jugador como Cristiano Ronaldo, que es uno de los más grandes de la historia del club, si no el más grande”, dijo el delantero, que está concentrado con la selección brasileña.

“No quiero cargar con la presión de sustituir a Cristiano Ronaldo», insistió. Dijo que «era un sueño» jugar con el portugués en el Real Madrid.

«Es una pena que él se haya ido porque creo que ahora sería muy difícil jugar a su lado», subrayó.

La Canarinha jugará este viernes en la capital saudí un amistoso contra Argentina, el primero que disputará Rodrygo con la selección absoluta.

«Estoy preparado. Nunca se sabe, todo puede pasar. Pero esta presión (de marcar goles) no existe. Si me toca jugar, jugaré como sé, naturalmente, con el objetivo de buscar la victoria de la selección», subrayó.

Dijo que estar con la selección mayor es un «sueño realizado».

«Poder llegar aquí y actuar lado a lado con algunos de los mejores futbolistas del mundo, que sigo sus carreras desde hace tanto tiempo, es una alegría que no sé explicar en palabras», señaló.

 

Listo para cuando lo necesiten

Sobre la competencia con jugadores como Neymar y Gabriel Jesús en la selección de Brasil, Rodrygo afirmó estar preparado para cuando Tite lo necesite.

«Tite sigue mi carrera desde hace mucho tiempo y sabe perfectamente el tipo de futbolista que soy. Pero aún no me dijo dónde quiere que juegue estos partidos», añadió.

Dijo que está dispuesto a jugar donde el seleccionador de la Canarinha o Zinedine Zidane lo pida.

Tras su destacado desempeño en la Liga de los Campeones de Europa, en el que marcó tres goles en la goleada por 6-0 que el Real Madrid propinó al Galatasaray, Rodrygo dijo que «nunca imaginó que todo fuera a pasar así tan rápido».

«Claro que fue una sorpresa tremenda para mí. Yo hace poco estaba esperando debutar en la ‘Champions’ y como mucho hacer un gol. Ahora, hacer un ‘hat-trick’ como yo lo hice es que nadie espera una cosa como esta. No sé explicar lo que sentí después del partido», admitió.

 

Viviendo un sueño

Para el brasileño fueron muy importantes los consejos de Raúl, su anterior técnico en el Castilla, y de Emilio Butragueño, asesor del equipo profesional, y que fueron delanteros insignes en el Real Madrid.

El delantero agradeció también las orientaciones de su padre, el ex lateral Éric Goes, quien a los 35 años de edad podría estar todavía jugando en el fútbol profesional, pero decidió dejar las canchas para cuidar de la carrera de su hijo.

«Soy muy sincero, no esperaba que fuera todo tan rápido y de la forma con que todo ha pasado en las últimas semanas. Ni en mis sueños de cuando era niño en el Santos. Pero mi papá fue jugador y tenerle a mi lado me ha ayudado a estar preparado para que el éxito llegara y no fuera una sorpresa demasiado grande para mí», relató.

A pesar de sus escasos 18 años y el ascenso profesional precoz, Rodrygo muestra madurez. «La preparación de un futbolista no es sólo en los entrenamientos. Es en gran parte mental, en prepararse para que el éxito no te suba a la cabeza. Saber lidiar con la fama y no acabar siendo presumido o presuntuoso», apuntó.