Con estos sencillos procedimientos, atraerás al comprador ideal que pagará el precio justo

Vender la casa pareciera que es algo sencillo, pero en realidad no lo es. Primero, porque es un patrimonio que nos costó mucho esfuerzo adquirir y deshacernos de él es difícil por el vínculo que creamos gracias a todas las experiencias que vivimos ahí dentro. O puede que simplemente no tengas ningún apego hacia esa propiedad y desees venderla para mejorar tu situación económica.

En cualquiera de los casos, lo ideal es que se venda lo más rápido que se pueda para seguir con nuestro camino. Pero hay veces que las energías no fluyen y pasan semanas, meses o años, sin que aparezca el comprador.

Con estos rituales que a continuación te presentamos, ayudarás a que la casa se venda rápido y a buen precio.

Ritual que alista la casa para su venta

El sitio Marmara Tarot reseña que lo primero que debemos hacer es preparar la casa de la siguiente forma, según la filosofía del Feng Shui.

  • Empaca las cosas que no son de uso diario y que si usarás en la nueva casa.
  • Deshazte de todas las cosas viejas que no te llevarás.
  • Guarda la decoración personal como fotografías y objetos con valor sentimental.
  • Limpia y pinta la casa, ponte en el lugar del comprador.
  • Verifica que todas las puertas y cerraduras funcionen perfectamente.
  • Y por último y más importante, agradece a la casa por todo lo que te ha dado y despídete de ella. Háblale como si fuera una persona. Confórtala asegurando que los nuevos inquilinos serán buenos con ella.

Limones, sal y vinagre

Estos elementos combinados ayudarán a eliminar la negatividad de tu casa. Para realizar este ritual, necesitarás lo siguiente:

  • 1 litro de agua
  • Las llaves de la casa
  • Un puño de sal
  • 1 vaso de vinagre
  • 7 limones

Corta los limones en forma de cruz y colócalos dentro del recipiente donde está el litro de agua. Añade las llaves de la casa, la sal y deja que repose unos minutos. Para finalizar, añade el vinagre. Coloca el recipiente a la luz de la luna por una noche, de preferencia, cuando esté en cuarto menguante. Al día siguiente, barre tu casa de adentro hacia afuera y tira todo lo que recogiste lo más lejos que puedas. La solución que dejaste a la luz de la luna, viértela en un rociador y esparce por toda la casa mientras dices “Me has hecho feliz, es el momento de que otra familia sea feliz en esta casa, gracias te doy”. La casa entenderá que es hora de cambiar de propietarios.

Ritual fácil de hacer

Cabe señalar que, si no aprendes a dejar el cariño hacia tu casa solo en el recuerdo, las energías entenderán que no es tiempo de vender. Lo primero es quitarse el apego hacia la propiedad. Una vez hecho esto, consigue lo siguiente:

  • 1 vela amarilla
  • 1 taza de miel
  • Polvo dorado
  • Canela molida
  • 1 rama de canela
  • Ruda
  • Carbón

En un recipiente, coloca el carbón y enciéndelo, luego añade la ruda, la rama de canela; con precaución recorre toda la casa para esparcir el humo. Cuando acabes, unta la miel en la vela amarilla y espolvorea con el polvo dorado y la canela molida. Prende la vela y colócala en la entrada de la casa. Pídele que aparezca el comprador ideal y que pague el precio justo. Deja que se consuma en su totalidad y los restos colócalos dentro de una bolsa decorativa, la cual pondrás junto al teléfono de tu hogar o donde sueles dejar el celular.

Con estos sencillos rituales, el comprador estará cada vez más cerca y pagará el precio justo.

Te puede interesar:



Source link