La Presa-

Sin importar que por la emergencia sanitaria por el Covid-19 se recomienda mantener distanciamiento social y no desarrollar actividades masivas, el régimen de Daniel Ortega continuará con las visitas casa a casa en todo el territorio nicaragüense. Esta vez, según la vicepresidenta Rosario Murillo, será para levantar un censo nacional con énfasis en las personas de la tercera edad, con padecimiento de enfermedades crónicas y personas con discapacidad.

Murillo anunció en su alocución de este lunes 4 de mayo que será el cuarto ciclo de visitas a las familias y empezará el miércoles 6 de mayo. También informó que los primeros tres ciclos se realizaron a 4,200,000 visitas. Estas fueron para brindar información básica sobre las medidas de prevención para evitar contagios de Covid-19, notándose falta de equipos de protección en los visitadores y el irrespeto por mantener la distancia prudente de dos metros de la otra persona.

Por otro lado, Murillo dijo que se trabaja en la mejora e incremento de la publicidad sobre las medidas de prevención contra el nuevo coronavirus y que se mantienen las jornadas de vacunación. Respecto a esto,  dijo que el resultado del fin de semana fue de 96.5 por ciento de cumplimiento en todas las vacunas, involucrando a 14,000 trabajadores de la salud.

El primer ciclo de visitas inició el sábado 21 de marzo y fue en Managua, tres días después de confirmarse el primer caso positivo de Covid-19 en el país. Las instrucciones de las visitas casa a casa estuvieron a cargo del secretario general de la comuna capitalina, Fidel Moreno. Fueron dadas el jueves 19 de marzo en el parque japonés.



La Prensa Nicaragua

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here