Reacciones de las bancadas políticas de cara al segundo debate del proyecto económico | Política | Noticias

Quito –

PSC, no a los impuestos y van al archivo

El bloque PSC, que tiene 17 votos con sus aliados, insistirá en el archivo del proyecto urgente, y según su coordinador, Vicente Taiano, jamás apoyarán una ley que de manera directa o indirecta imponga impuestos y que beneficie a la banca. 

Como alternativa, la bancada propone bajar impuestos, un mecanismo que permitirá atraer la inversión extranjera para generar empleo.

Además plantea reducir el gasto público, refinanciar la  deuda, fomentar y concretar alianzas con el sector privado para hacer funcionar a las empresas del Estado y también que se crean incentivos reales para el agro.

Esta agrupación política se reunirá este fin de semana para determinar los montos de ingresos que podrían generar sus planteamientos y de esa forma evitar la aprobación del proyecto urgente. Taiano no descarta que a esta propuesta se sumen otros bloques.

 

CREO: La Asamblea debe dar respuestas

Patricio Donoso afirma que el bloque CREO, al que pertenece junto con otros  17 legisladores, no va a permitir que el proyecto urgente pase por el ministerio de ley o se archive, sino que tiene que debatirse y la Asamblea debe dar respuestas. 

Si no se llega a un acuerdo en todos los temas del proyecto, Donoso anuncia que plantearán una votación por tramos o capítulos, a fin de aprobar los temas positivos como la eliminación del anticipo del impuesto a la renta, eliminación total del ISD, condonación de deudas, recargos y multas de los becarios, la  eliminación del ICE para vehículos para la transportación pública. 

Como medidas alternativas para cubrir el déficit se tiene que ir a la focalización de los subsidios a la gasolina; mantener el cálculo de la base imponible para el impuesto a la renta para aquellos que ganan más de $9000 mensuales y bajar el gasto público.

 

BIN espera se incluya el texto de la Conaie

La Bancada de Integración Nacional que posee once legisladores, de los cuales seis son de Pachakutik, anuncia una oposición total al proyecto si los textos del primer debate no se revisan, y más aún si en el informe no se incluyen las propuestas hechas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), en materia económica.

Eddy Peñafiel, coordinador de ese grupo, advierte que antes de consignar su voto revisarán cuánto de la propuesta de la Conaie se ha incorporado, si no votarán en contra o por el archivo del proyecto urgente. 

Como alternativa, el BIN propone la renegociación de los contratos petroleros; impuestos a los que más tienen; reducción de sueldos en el nivel jerárquico; y, la recuperación de los dineros producto de la corrupción, pero  este sector político aún no tiene los cálculos en cifras sobre lo que significaría de ingresos.

 

BADI no tiene una posición, ni alternativas

Los ocho legisladores de la Bancada de Acción Democrática Independiente (BADI) definirán su postura tras conocer el informe, aunque en el  primer debate hubo intervenciones dispersas de este sector. 

Franco Romero, coordinador del grupo y miembro de la comisión que analiza el proyecto urgente, afirma que en el primer debate hubo libertad para dar a conocer su posición, pero en la segunda etapa habrá que tener un solo criterio. 

Dice que difícilmente se separará del proyecto urgente lo tributario y dejar para un segundo momento lo monetario.  

Eliseo Azuero, también del BADI, dice que si bien la propuesta es extensa para aprobarse en 30 días, hay aspectos positivos como incentivos a la industria de la construcción; la eliminación del ISD y del anticipo del impuesto a la renta. La decisión final la tomarán en esta semana y esperan cambios a la propuesta inicial. 

 

RC irá por el archivo  y plantea salidas 

La bancada de la Revolución Ciudadana, que la componen 29 asambleístas, planteará el archivo del proyecto urgente. Juan Lloret, coordinador del grupo, considera que las reformas  monetarias no son necesarias en este momento, y sobre lo tributario tiene efectos impositivos que golpea al ciudadano.

Como alternativas para lograr la recaudación de los $700 millones para el 2020 y $800 millones en el 2021, que produciría el proyecto urgente, el bloque RC propone controlar 370 partidas arancelarias a través de sobretasas o aranceles con lo que habría un ingreso de $400 millones; se deben revisar los contratos petroleros para evitar la concesión y dar paso al contrato de prestación de servicios, aún no se cuantifica el monto; que se cobren los tributos a los deudores del Estado que serían unos $500 millones; mejorar el control de la evasión fiscal; corregir el control de la subfacturación en aduanas.

 

AP, a la espera de respuestas del Ejecutivo

El bloque oficialista Alianza PAIS y sus aliados al momento tienen 43 legisladores, sumados los tres suplentes de los asambleístas correístas que pernoctan en la embajada de México y  el procesado por paralización de un servicio público. 

Esta bancada no respalda el proyecto urgente  remitido por el Ejecutivo y pide flexibilidad al Gobierno para desechar del trámite todo el articulado que no tenga relación con recaudación tributaria. Ana Belén Marín advierte que el bloque no está de acuerdo que por la vía urgente se aprueben las reformas al sector monetario y al Código de Planificación y Finanzas, y como alternativa proponen tramitar vía ordinaria, porque estas no generan un dólar, para superar el déficit. 

Este grupo político espera una respuesta del Gobierno y de las autoridades económicas, la postura de la mayoría de legisladores está en consulta, señala.

 

SUMA plantea dividir en dos el proyecto

Los cuatro legisladores que tiene SUMA proponen partir en dos el proyecto de Crecimiento Económico, a fin de tratar como urgente lo tributario y dejar por fuera lo relacionado con lo monetario y de esa forma se evitaría que con un veto parcial el Ejecutivo insista en lo monetario, que no es urgente. 

Héctor Muñoz señala que de lo tributario se rescate lo positivo. Con esta propuesta se dejarían de lado disposiciones que apuntan a premiar los delitos como enriquecimiento privado injustificado; así como la limitación de la venta de los inmuebles, entre otros temas.

Al recortar el proyecto del Ejecutivo se podría llegar a tener un proyecto aceptable para el pleno. Pero si dentro de la elaboración del informe para segundo debate no se divide, SUMA, presentaría un informe de minoría. Recalca que su organización se opone a que el proyecto entre por el ministerio de la ley.

 

Independientes, no debe pasar por ministerio

En la Asamblea Nacional existen al menos seis asambleístas que actúan fuera de las bancadas, que al momento de consignar sus votos por el proyecto urgente son claves. Abandonaron sus bancadas: Viviana Bonilla, Fabricio Villamar, Lourdes Cuesta, Juan Pablo Velín, Mae Montaño y Ángel Sinmaleza. 

Tienen posiciones diferentes al contenido, pero coinciden en que el proyecto no puede entrar por el ministerio de la ley.

Cuesta y Montaño consideran que se debe separar el tema tributario de lo monetario y que la votación sea por temas.

Cuesta anuncia que no dará su voto por nuevos impuestos y como alternativa propone incentivar la inversión extranjera y recortar el gasto público.  

Montaño no dará su voto por el archivo porque hay temas interesantes como la reducción de intereses, multas y recargos para becarios, es decir, hay temas rescatables , indica. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *