Se desconoce programa alguno de las autoridades de salud que haya reconocido o tenido en cuenta esta patología para mejorar la expectativa y calidad de vida de quienes mueren tempranamente después de haber sufrido de crisis de dolores, infecciones repetidas, neumonías y accidentes cerebros vasculares, entren otras complicaciones, existiendo medicamentos y protocolos especializados para su atención, pero que por la falta de voluntad institucional no se aplican en las regiones en donde se presenta, que solo ataca a la población negra del Pacífico y el Caribe. 

En toda la región Pacífico son muchos los niños que no solo viven el desafío de una enfermedad severa y con dolor crónico, sino que se deben enfrentar a diario a un sistema de salud que los aplasta con su negligencia administrativa, inclusive cuando el Estado colombiano ha promulgado todo un piso jurídico para brindar especial protección a estos pacientes.

Los pacientes con Drepanocitosis permanecen impotentes ante las complicaciones de su salud por falta de atención oportuna y de calidad.

El Instituto Nacional de Salud, en año 2018 develó que la mayoría de los pacientes reportados, que sin lugar a dudas no reflejan la realidad, viven en la Región Pacífico, por lo tanto se pude pensar en políticas de salud con enfoque diferencial. Esta sería una forma de mitigar el racismo estructural.

Visite el especial sobre racismo en caracol.com.co

 



Cortesia Caracol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here