Este jueves fueron asesinados una mujer y sus cinco hijos en Panamá por los miembros de una secta religiosa llamada ‘La Nueva Luz de Dios‘. Pocos detalles han trascendido acerca de esta secta más allá de que el motivo del asesinato fue que se negaron a convertirse a la misma y que uno de los autores del hecho es el abuelo de los niños.

Los pocos datos que se conocen de esta minoritaria secta de la comarca de Ngäbe Buglé es que los ritos que realizaban pasaron a ser cada vez más violentos,después de que uno de los pastores recibiera un “mensaje divino”. La policía evito la muerte de otras 15 personas, que fueron trasladadas al hospital con heridas graves y con signos de tortura. Este grupo llevaba 3 meses practicando el culto en esa zona de la comarca