¿Qué alimentos influyen en la aparición del acné?

A pesar de que hay mucha gente cree que es un mito, los alimentos que se ingieren pueden ser un factor muy influyente en la aparición de acné. Y no sólo algunos alimentos concretos, como el chocolate, sino todo el patrón dietético en conjunto.

«La alimentación es uno de los factores que más puede influir en la aparición del acné. Aparte de los factores hormonales característicos de la adolescencia y la limpieza e higiene de la piel», confirma en una entrevista la secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, Andrea Calderón.

En este contexto, la experta no se refiere únicamente a la ingesta de grasa. «Relacionar el  aumento de la ingesta de grasa con más grasa en la piel es una afirmación muy simplista y realmente no sucede así. Depende de la calidad de la grasa ingerida, del perfil graso total y de otros muchos factores, como la ingesta de azúcares, vegetales suficientes o una hidratación correcta», insiste Calderón.

Es decir, algunas grasas no se relacionan con mayor acné. «La grasa de calidad como el aceite de oliva virgen, grasa procedente naturalmente de pescado azul, aguacate y frutos secos no se relaciona con mayor acné», precisa la experta.

Consumo excesivo

El consumo excesivo de alimentos altos en azúcares añadidos, harinas blancas o refinadas y lácteos también se relacionan con mayor presencia de acné.

En cuanto al azúcar, lo primero que recomienda Calderón es reducir el que añadimos conscientemente a los alimentos, como al café o al yogur. «Pero también, y casi más importante, reducir el azúcar que ya viene adicionado en los productos de nuestro día a día: galletas azucaradas, cereales de desayuno azucarados, yogures de sabores o salsas con azúcar, cuyo consumo diario aumenta muchísimo más la ingesta total de azúcar de nuestra dieta», agrega la experta.

En referencia a las harinas blancas o refinadas, la secretaria científica recuerda que su consumo es «muy elevado» en la dieta occidental. Por ejemplo, pan blanco a diario en desayuno y en las comidas, pasta blanca y galletas y cereales no integrales ni de grano entero.

La recomendación en este sentido es sustituir estos alimentos con otros «de mayor interés nutricional. Por ejemplo: cambiar pasta por legumbres, cambiar tanto cereal por fruta y frutos secos o no meter pan en todas las comidas», aconseja la experta.

Por último, los lácteos relacionados con el acné son la leche y los quesos más curados. «No significa que el consumo directo de lácteos produzca más acné», avisa Calderón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *