La orden de confinamiento de la comarca del Segrià decretada por el Govern de la Generalitat de Catalunya esta sábado ya ha generado algunas críticas por parte de los partidos catalanes, en especial de PSC, PPC y Ciutadans, que han acusado al Ejecutivo de Quim Torra de actuar “tarde” y de generar “poca tranquilidad y seguridad”.

El primer partido en pronunciarse ha sido el PSC, que ha emitido un comunicado en el que considera acertada una medida por considerarla “necesaria” por los brotes de coronavirus detectados en esta zona, pero considera que esta medida “llega tarde” y pide al Govern que dé “información clara y continuada”.



Según los socialistas catalanes, “las medidas se han tomado tarde, de acuerdo con lo que han expresado algunos expertos durante los últimos días”, pese “las voces de alerta de los alcaldes más afectados”. También reclaman al Ejecutivo catalán que se coordine con el gobierno de Aragón y que haya “un incremento de inspecciones y de controles sanitarios sobre las empresas agroalimentarias y cárnicas” para evitar que se produzcan más rebrotes en la zona afectada y en el resto de Catalunya.

Junto a los socialistas, desde el PP de Catalunya, su secretario general Daniel Serrano, ha reprochado a través de las redes sociales a la consellera de Salut, Alba Vergés, que diera por controlado el brote de Lleida hace unos días y ahora se haya confinado el Segrià. “El lunes nos decía que estaba todo controlado. Cuatro días después, hospital de campaña y confinamiento en Lleida”, ha contrapuesto el dirigente popular, que considera que el Govern, “de tranquilidad y seguridad transmite poca”.

En cambio, más comprensiva se ha mostrado la portavoz de Catalunya En Comú Podem, Jéssica Albiach, también a través de las redes sociales. La dirigente ha mostrado “todos los ánimos a la ciudadanía afectada” y su “apoyo y colaboración al Govern de la Generalitat para tratar de encontrar soluciones”.

Albiach cree que ante una nueva “situación difícil” como el confinamiento del Segrià, se evidencia que los “los rebrotes se están produciendo en empresas agroalimentarias, hortofrutícolas y por las condiciones de hacinamiento de los temporeros”. Por tanto, “más allá de las críticas a la gente joven, estamos viendo”, las instituciones “deben poner todos los recursos para revertirlo”.



Desde Ciutadans, el diputado y portavoz adjunto en el Parlament, Jorge Soler, ha expresado la “gran preocupación” por la situación de los rebrotes en Catalunya, ante los cuales “debemos seguir las indicaciones sanitarias y ser muy cautelosos para que esta situación se repita las menos veces posibles”, reclama.

Junto a las reacciones políticas destaca la del sindicato UGT-Terres de Lleida, que en un contundente comunicado atribuyó el confinamiento a la ineficacia del Govern de la Generalitat. El sindicato recuerda que uno de los principales problemas nace de los temporeros de la campaña de la fruta y que ya había advertido que las medidas que se estaban llevando a cabo “ponían en riesgo la salud y la vida de los trabajadores”.



UGT “siempre ha reclamado en todas las reuniones con los diferentes departamentos de la Generalitat un protocolo que nunca se ha acabado redactando”, han lamentado, porque si bien “todo el mundo tiene el derecho de venir a trabajar a Lleida”, la administración “tiene que tomar las medidas adecuadas para velar por la salud y la seguridad de estas personas”, recriminan.

Además de considerar que el confinamiento se podía sustituir por otras medidas de seguimiento y control mediante PCR, desde el sindicato aseguran que “es una auténtica vergüenza cómo se están tomando las decisiones y si se ha llegado a esta situación, es por culpa de ellos”.


¿Te preocupa el avance del coronavirus?




Total votos: 0





Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here