CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Cerca de 200 vendedores ambulantes bloquearon brevemente varias arterias principales del centro de la Ciudad de México el sábado para exigir que les permitan retomar sus actividades en medio de la pandemia de coronavirus.

Las aceras del centro histórico de la ciudad generalmente lucen llenas de comerciantes que exhiben sus productos sobre estantes de alambre o cobijas. Pero desde marzo, la ciudad prohibió este tipo de comercio informal y cerró la mayoría de los negocios establecidos en la zona para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Los comerciantes llevaban letreros y gritaron consignas alegando que no podían soportar más el cierre. La mayoría no tiene seguro de desempleo y luego de tres meses de no vender, se sienten cada vez más desesperados.

Las autoridades de la capital autorizaron una reapertura parcial en el centro esta semana pese al aumento en contagios, pero dieron marcha atrás el viernes debido a que se reportó que algunos locales no respetaban las medidas sanitarias. Si bien la mayoría de los clientes y empleados portó algún tipo de mascarilla, muchas tiendas no redujeron la cantidad de clientes permitidos dentro del inmueble ni colocaron los tapetes para limpiar las suelas del calzado o gel desinfectante requeridos.

El plan conjunto de reanudación de actividades económicas requería la participación activa del gobierno, de la población y de los propietarios de tiendas, y la jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, dijo que no sería reconsiderado.

Los planes de reapertura en otras partes de la ciudad no se vieron afectados por el retroceso en la zona centro.

Cortesia AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here