Quito –

En medio de preocupación de los abogados del caso Sobornos 2012-2016, debido a que dio positivo para COVID-19 Paúl Ocaña, defensa del empresario Teodoro Calle, quien participó ayer de la diligencia, se reinstaló la mañana de este martes, por segundo día, la audiencia de apelación a la sentencia emitida por el delito de cohecho agravado.

Hasta las 18:00 de ayer habían participado diez de los 21 sujetos procesales que interpusieron su recurso de apelación a la sentencia emitida el 7 de abril pasado por el Tribunal de primera instancia de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). La convocatoria fue a las 09:00, pero la audiencia arrancó casi 45 minutos después.

El primero en participar fue la defensa del exvicepresidente Jorge Glas, quien fue sentenciado a ocho años de cárcel como autor mediato por instigación del delito de cohecho.

Le siguió la defensa de la exasesora de Pamela Martinez, Edgar Molina, quien explicó que apelaron la sentencia porque los jueces de juzgamiento no valoraron de forma adecuada los elementos aportados en el acuerdo de cooperación eficaz firmado en mayo de 2019 con la Fiscalía.

Molina pidió a los jueces David Jacho (ponente), Wilman Terán y Dilza Muñoz, integrantes del Tribunal de Apelación de la CNJ, una comparecencia reservada para explicar cada una de las pruebas que mantienen y habrían entregado como parte de su colaboración en la investigación.

Los jueces suspendieron la diligencia para analizar el pedido hecho por la defensa de la exasesora de la Presidencia de Rafael Correa. La jueza Dilza Muñoz hace parte de la diligencia por medio de una conexión telemática de videollamada. (I)



Cortesia de El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here