Por falta de presupuesto y a consecuencia del covid-19, se canceló el proyecto “Muros de Agua José Revueltas” en las Islas Marías, impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador que contemplaba visitas de niños de escuelas primarias al archipiélago, tras cerrar el penal que operó ahí durante 114 años.

Por las medidas de austeridad decretadas en abril pasado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) no puede costear los gastos de traslado, alimentación y estancia de los menores en las islas; en las últimas negociaciones con la Secretaría de Hacienda, la dependencia logró obtener 4.1 millones para pagar los seguros de la isla, pero no cuentan con más recursos para el proyecto, que también requería adaptar la infraestructura recién transferida por la Secretaría de Seguridad.

A cambio, elaboró un nuevo plan que contempla detonar el ecoturismo en las Islas Marías y que el proyecto Muros de Agua se mantenga con grupos de universitarios e investigadores.

“Va a ser reorientado en términos de que incluso antes de la pandemia y la crisis económica, llevar a menores de edad es muy difícil, hay que pedir permiso a las escuelas, pero el trámite con la SEP para llevarlos incluso a la esquina es muy complicado, tienen que autorizar los padres, pagar los seguros”, reveló Roberto Aviña, titular de la Conanp .

“El secretario (de Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo) ya informó al presidente y sabe que se pueden tener las mismas actividades (con otros grupos). El otro tema es económico, no se puede mantener un proyecto en ese nivel. Es inevitable que hay proyectos prioritarios, el mismo presidente lo ha dicho; es priorizar y fortalecer proyectos básicos; no se abandona la idea de la importancia de la educación en las Áreas Naturales Protegidas, pero aquí hay un problema de logística, costos y también de la pandemia”, expresó.

El titular de la Conanp dijo que el nuevo plan contempla aprovechar el potencial ecoturístico de las Islas Marías, como ya ocurre en Isla Guadalupe y en el Archipiélago de Revillagigedo; “esas actividades sí se van a retomar, ya están planteadas porque se está actualizando el programa de manejo y los traslados más numerosos ahora con la pandemia son imposibles o no estarán permitidos y eso lo reorientaremos, para que como todas las ANP tienen centro de educación ambiental”.

El 18 de febrero de 2019 -para conmemorar sus primeros 100 días de gobierno-, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el Decreto Presidencial de Desincorporación de las Islas Marías del Sistema Penitenciario y anunció que se convertiría en un centro cultural ambiental, administrado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Conanp.

El archipiélago de las Islas Marías se localiza en el océano Pacífico, a 112 kilómetros de las costas de Nayarit. Para llegar, debe hacerse una travesía de ocho horas en un buque de la Marina, un trayecto complicado para los 100 niños que pretendían trasladar por viaje, cada dos meses, por lo que se cambió el plan original. “Universitarios principalmente asistirán, una vez que haya estos ajustes se van a ir promoviendo las visitas, la investigación y orientado a valorar el tema del proyecto presidencial”, dijo.

Las Islas Marías son un archipiélago conformado por cuatro islas: la más grande es María Madre –donde se encuentra el ex centro penitenciario–; María Magdalena, María Cleofas y San Juanito. La suma de la superficie terrestre es de 24 mil 295 hectáreas, mientras que la superficie marina es de 616 mil 989 hectáreas.

El 27 de noviembre del 2000, el archipiélago se decretó Reserva de la Biosfera, por su valor ambiental, ya que ahí es posible encontrar hasta 21 especies de tiburones y 10 de rayas, 3 especies de tortugas marinas, y gran presencia de arrecifes de coral; además, se tienen registradas 158 especies de aves; en 2005 fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here