Policía replegada se suma al pedido de renuncia de Morales

APG

Policías de La Paz se replegaron ayer a una unidad de esa fuerza cercana a la plaza Murillo, donde se encuentran las sedes del Gobierno y el Legislativo, un día después de que los uniformados en varias regiones se amotinaran. Desde los cuarteles de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de La Paz, los policías amotinados hicieron conocer un pronunciamiento en el que se adhieren al pedido de renuncia del presidente Evo Morales.

Un efectivo de la Policía, cubierta su cara, dio lectura al pronunciamiento que «la institución del orden no hace política partidaria y que, en ese sentido, lo que hace es sumarse a la posición del pueblo que pide el alejamiento de Morales».

«La Policía Boliviana se adhiere a los pedidos de nuestra población que expresa de manera democrática su pedido de renuncia del señor Presidente Evo Morales Ayma», acotó el efectivo policial.

Al igual que desde diferentes guarniciones, el policía que leyó el comunicado indicó que «la Policía es del pueblo y por el pueblo»

«La Policía, con sus nueve departamentos en su integridad, dialogará y negociará cuando esté constituido un nuevo gobierno legal y legítimamente elegido por el pueblo boliviano», añadió en otros de sus puntos y aseguró que los efectivos trabajarán en ofrecer seguridad ciudadana a la población.

Después de la lectura del comunicado, un grupo de policías en servicio pasivo ingresó al cuartel de la UTOP en señal de respaldo al motín de los efectivos de la institución del orden.

Canales de televisión mostraron a numerosos policías llegando a la sede de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), en cuya puerta fue colocada una bandera boliviana.

Los uniformados de otras regiones como Cochabamba, Chuquisaca y Santa Cruz, se amotinaron el viernes.

Esta situación se produce en medio de la crisis política y social que atraviesa Bolivia desde las elecciones del 20 de octubre.

Morales ha llamado en los últimos días a sus seguidores a defender el triunfo que le dio el órgano electoral, advirtiendo del intento de golpe de Estado, una denuncia recurrente desde que gobierna cuando surgen situaciones críticas a su gestión.

La Cancillería boliviana ratificó esta denuncia ayer en un comunicado en el que sostuvo que los últimos acontecimientos registrados en el país «que ponen en evidencia la implementación de un golpe de Estado provocado por grupos cívicos radicales».

El Ministerio de Exteriores también advirtió de que el viernes «algunos grupos policiales se replegaron a sus unidades policiales, abandonando su rol constitucional de velar por la seguridad de la sociedad y las instituciones del Estado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *