Ante los problemas que se vienen presentando en Playa Blanca en Cartagena, la Superintendencia de Industria y Comercio ordenó el cierre de los establecimientos que prestan el servicio de alojamiento en este lugar.

La orden fue impartida con el fin de evitar que se cause daño o perjuicio a los consumidores de servicios turísticos en esta playa, que se encuentra ubicada en Barú.

Un vocero de la Superintendencia indicó que la orden administrativa es de carácter preventivo e inmediato, y exhorta al alcalde Mayor de Cartagena para que determine la procedencia o no del cierre de los establecimientos destinados a la prestación del servicio de alojamiento.

La decisión se tomó tras realizar 30 visitas de inspección a establecimientos de comercio ubicados en la mencionada playa, en las que se pudo evidenciar, entre otras cosas, que se presta el servicio de hospedaje a pesar de la prohibición expresa de pernoctación en la playa.

También, se tuvo en cuenta el “informe de novedades y ocupaciones indebidas en playas del corregimiento de Barú – sector Playa Blanca”, de agosto de 2019, de la Capitanía de Puertos de Cartagena, que da cuenta de 158 ocupaciones en terreno que no cuentan con permisos de uso del suelo, además de la existencia de factores que pueden incidir en la seguridad e integridad de los consumidores turistas.

La Superintendencia de Industria y Comercio pidió a la Procuraduría General de la Nación adelantar el correspondiente acompañamiento para que la medida se pueda cumplir.




Source link