El VAR continúa generando polémicas. La última en llegar ha sido en el Mallorca-Celta de la jornada 33 de la Liga Santander. Corría el minuto 6 de partido cuando Ricardo de Burgos Bengoetxea señaló un penalti a favor de los locales cuando ni siquiera parece haber contacto entre Santi Mina y Dani Rodríguez.

Increíble lo sucedido en el estadio del Mallorca cuando Ricardo de Burgos Bengoetxea señaló un penalti a favor del conjunto bermellón por un supuesto derribo de Santi Mina a Dani Rodríguez. Durante seis minutos estuvieron revisando la jugada desde la sala del VAR y el propio colegiado vasco se acercó a mirar las imágenes al monitor.

Por más que se viesen repeticiones parecía increíble que se pudiera señalar esa acción como penalti. En el caso de haber contacto, habría sido un roce que no era suficiente para mandar el balón al punto de cal. De Burgos Bengoetxea, después de consultar las imágenes, señaló los once metros ante el estupor de los jugadores del Celta. Budimir transformó la pena máxima y puso el 1-0 en el marcador en el minuto 13.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here