El árbitro está decidido a trabajar en su temporada 42 y obtener el récord de más partidos arbitrados en la historia

A sus 67 años y con sobrepeso Joe West pertenece a un grupo de alto riesgo en caso de contraer COVID-19.

Foto:
Bob Levey / Getty Images

A pesar de que en el mundo se han reportado casi 12 millones de personas contagiadas por COVID-19, de las cuales, más de 500,000 han perdido la vida, el ampáyer de las Ligas Mayores Joe West se mantiene escéptico sobre las cifras de fallecimientos y la gravedad de la pandemia en los Estados Unidos.

West, quien es el árbitro de béisbol más experimentado en Las Mayores con 41 temporadas en los diamantes, cuenta con 67 años de edad y padece sobrepeso, por lo que pertenece a un grupo de riesgo en caso de contraer la enfermedad; sin embargo, ni eso detiene al veterano ampáyer, quien está decidido a seguir trabajando, a pesar de que en su condición, podría optar por no hacerlo y recibir su paga íntegra.

“No creo en mi corazón que todas estas muertes hayan sido por el coronavirus. Creo que puede haber contribuido a algunas de las muertes”, aseguró West en entrevista para el portal The Athletic, quien relató la charla que tuvo con el subcomisario de las Ligas Mayores, Dan Halem. “Le dije: ‘No voy a renunciar. Voy a trabajar. Y voy a trabajar hasta que me saquen del campo o me lesiona, lo que sea. Estoy trabajando”, agregó.

Además de entrar a su campaña 42 en Las Mayores, West está al acecho de la marca de todos los tiempos en cuanto al número de partidos arbitrados, récord que le pertenece a Bill Klem, con 5,375, apenas 65 más que West, quien desea obtener ese hito en el béisbol.

“Si este partido no me ha afectado ya, ningún virus me va a afectar”, afirmó West. “He resistido un montón de tormentas en mi vida. Resistiré otra”, consignó.

Te recomendamos:

Ligas Mayores acusa al ampáyer cubano Ángel Hernández de fisgonear una llamada telefónica

Cortesia de La Opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here