Foto Archivo

Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la república en el exilio, señaló este jueves que el régimen de Nicolás Maduro pretende utilizar el caso de la ex legisladora Aida Merlano para montar un show político.

Afirmó que Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Maduro, permitió el acceso de los periodistas solo para generar una matriz de opinión.

«La Ley deja claro que las audiencias de presentación no pueden ser públicas», dijo.

Afirmó que la intención del oficialismo es desviar la atención de los problemas del país y  recientes del régimen.

La ex legisladora colombiana Aída Merlano fue trasladada jueves al Palacio de Justicia  para la audiencia de presentación.

Entró sin esposas y escoltada por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional y la Guardia Nacional.

Declaró que Iván Duque, presidente de Colombia, quiso cobrar una recompensa de hasta 200 millones de pesos.

Denunció que el gobierno de Duque la secuestró. «Los raptores me contaron todo, me iban a asesinar y a enterrar en una finca de Valle Dupar», dijo. Solicitó protección e indicó que quiere paz. «No he hablado con mi familia, le tengo miedo al gobierno colombiano», expresó.




Cortesia El Nacional