Aventuras Magazine presenta… ( y aquí es donde aprietan el botón para saltarse la introducción). Segundo día de la Vuelta Artística a España. Después del Tour de Andalucía, un subibaja lleno de montañas, playa, metas volantes, muchas emociones pictóricas y un acento muy femenino. A veces cuesta mucha, pero esta vez casi la mitad de las obras las firman mujeres, algunas demasiado olvidadas (Marcelina Poncela, María Luisa de La Riva) y otras que pisan (pintan) fuerte, como la asturiana Helena Toraño.

UN VIAJE EN FEMENINO

Ha llegado la hora de rescatar a pintoras olvidadas como la zaragozana María Luisa de la Riva, nunca expuesta en El Prado,o la intrépida vallisoletana Marcelina Poncela

Pintores consagrados y artistas que merecen estarlo. La Mallorca brumosa y azulísima de Anglada-Camarasa. Huesca majestuoso. Marcelina Poncela que puede presumir de doblete, en Zaragoza y Asturias. Rigoberto Soler que escribió la biografía pictórica de Ibiza, con todos sus pliegues y todas sus olas. O el navarro Javier Hernández, colega de Antonio López y Miquel Barceló, que ha recorrido toda España pintándola con alegría. Si amarran bien las alforjas, si se toman la pastilla para no marearse a bordo, si se han vacunado contra el síndrome de Stendhal para que no les embargue tanta belleza, suban que nos vamos.

Huesca

León Abadías y Santolaria (1836-1894)

La parada del ejército de Isabel II en Montearagón, 1859

León Abadías y Santolaria: La parada del ejército de Isabel II en Montearagón, Huesca, 1856

Wikimedia Commons

Los artistas oscenses Martín Coronas, Félix Lafuente, Anselmo Gascón de Gotor, Ramón Acín o León Abadías no serán los pintores españoles más famosos, pero se merecen unas líneas porque fueron más allá de la pintura, sobresalieron en política, en ciencia, a veces tanto que les costó la vida (Acín fue asesinado por los franquistas). Abadías, carlista convencido, alumno de Federico Madrazo y profesor de Coronas, pinta con esmero esta estampa histórica monumental de aires bíblicos y aires babélicos.

Teruel

Javier Hernández, Jhers (1950)

Albarracín

Albarracín, trabajo de Javier Hernández

Albarracín, óleo de Javier Hernández

Cortesía del artista

A lo largo de esta serie de seis episodios irán apareciendo grandes maestros del paisajismo español como Regoyos, Beruete, Pérez Villaamil. Normal, fueron artistas que recorrieron la Península y documentaron pueblos, valles y gentes. Javier Hernández, colega próximo al maestro Antonio López y a Miquel Barceló, y tal vez el mejor pintor que ha plasmado las Bardenas Reales, en Navarra, ha hecho lo propio. Teruel, Zaragoza, Salamanca, La Rioja, Huelva, Venecia, el País Doghon en Mali… Escribiendo una biografía pictórica siempre en movimiento.

Zaragoza

María Luisa de la Riva y Callol-Muñoz (1865-1926)

Puesto de flores, ca. 1887

María Luisa de la Riva y Callol-Muñoz, Puesto de flores, pintado en torno a 1887

María Luisa de la Riva y Callol-Muñoz, Puesto de flores, pintado en torno a 1887

Wikimedia Commons / Museo del Prado

Figura importante de la pintora española por su valía, valentía y categoría pictórica. Tan indispensable como olvidada primero, y poco reivindicada después. De la Riva tuvo un reconocimiento y una serie de éxitos y galardones bien documentados desde la última década del siglo XIX y hasta su muerte. Luego su obra, magnífica, cayó en el olvido. El Prado posee cuatro de sus cuadros, entre ellos Puesto de flores. No hay documentación de que ninguno se haya expuesto en la Pinacoteca de Madrid, donde, en toda su historia, sólo se ha exhibido el trabajo de cuatro mujeres: Sofonisba Anguisola, Clara Peeters, Artemisia Gentileschi y Rosa Bonheur.

Zaragoza

Marcelina Poncela (1864-1917)

Quinto de Ebro, 1916

Quinto de Ebro, óleo de la pintora Marcelina Poncela, de 1916

Quinto de Ebro, óleo de la pintora Marcelina Poncela, de 1916

Wikimedia Commons

Otro referente femenino pictórico olvidado y que está costando recuperar. Vallisoletana, mujer avanzada a su tiempo, independiente y con mucha iniciativa propia. Fue maestra y profesora de dibujo y pintura. Antes aprendió de los uno de los mejores paisajistas (Carlos de Haes) y dejó su huella en este cuadro (y, casualidad, en el siguiente). En Quinto de Ebro, Zaragoza, Poncela tuvo tres hijas, su cuarto hijo, un varón, nació en Madrid, se llamó Enrique, el mismo Enrique Jardiel Poncela, autor de Eloísa está debajo de un almendro, que se convertiría en un importante dramaturgo (incomprendido pero importante) de la primera mitd del siglo XX.

Asturias (Muros de Nalón)

Marcelina Poncela (1864-1917)

La capilla de la aldea, 1886

La capilla de la aldea, cerca de Navás de Nalón, óleo de Marcelina Poncela de 1886

La capilla de la aldea, cerca de Navás de Nalón, óleo de Marcelina Poncela de 1886

Wikimedia Commons

Marcelina Poncela, Volumen II. El orden alfabético ha querido que después de una obra de la pintora vallisoletana llegue otro. Si el primero es en Quintos; el segundo, aunque no se especifique, está pintado à plein air, en la tradición impresionista, en Muros de Nalón, Asturias, donde en los últimos años del siglo XIX Poncela participó en las jornadas veraniegas de pintura que se organizaban al aire libre, como ha investigado la historiadora Dolores Cid. Este año pasado Marcelina Poncela disfrutó de una pequeña retrospectiva en el Museo de la Universidad de Valladolid (MUVA). Buena parte de su obra está en coleccions privadas.

Asturias (Costa de Llanes)

Helena Toraño (1984)

Volverán, 2019

Volverán, recreación de la costa de Llanes por la pintora asturiana Helena Toraño

Volverán, recreación de la costa de Llanes por la pintora asturiana Helena Toraño

Cortesía de la artista

La costa de Llanes ya tiene pintora, una de las artistas españolas que han dicho “hola, estoy aquí” con unas composiciones en las que predominan mujeres mirando las olas del Cantábrico o conquistando jardines tranquilos con un estilo al que no hace falta ponerle muchas etiquetas porque engancha con sus colores subidos y una estética del cine de los años cincuenta (Doris Day le compraría todos los cuadros) y de la época piscinera y de los primeros retratos de David Hockney. Un gran descubrimiento, que hace muy buena pareja con Marcelina Poncela. Ambas, separadas por un siglo, son muy interdisciplinares. Toraño, además de pintora, ilustradora y diseñadora, está metida en el mundo de la música.


Lee también

Felip Vivanco

Primer atrio del convento de Santa Paula, 1920, obra de Manuel García y Rodríguez

Eivissa

Rigoberto Soler (1896-1968)

Vista de Santa Eulària, 1949

Vista de Santa Eulàlia, óleo de 1943 de Rigoberto Soler, pintor valenciano afincado en Ibiza

Vista de Santa Eulàlia, óleo de 1943 de Rigoberto Soler, pintor valenciano afincado en Ibiza

Wikimedia Commons

Alcoi ha tenido (y tiene) grandes pintores. Desde Antonio Gisbert, al que recordarán por su monumental Fusilamiento de Torrijos en El Prado hasta Antoni Miró. Rigoberto López es un artista que, huyendo de su padre que lo quería funcionario, como él, estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, en València, luego en Madrid, para acabar instalándose en una especie de cueva cerca de Santa Eulària des Riu, que luego cambió por una casita con estudio que construyó con el dinero de un premio. La atmósfera postimpresionista de sus obras es notable, renovando una tradición mediterránea que irá desfilando este verano por esta Vuelta Artística a España.

Mallorca

Hermén Anglada-Camarasa (1871-1959)

Nocturno en Cala Murta, 1933

Nocturno, Cala Murta, óleo de Hemén nglada-Camarasa, fechado en 1933

Nocturno, Cala Murta, óleo de Hemén nglada-Camarasa, fechado en 1933

Wikimedia Commons

Si Soler cartografió todos los pliegues de la costa ibicenca, Anglada-Camarasa, pintor de altos vuelos y gran reconocimiento internacional (en vida), plasmó la exhuberancia natural del noroeste de Mallorca, especialmente Pollença, como nadie. Anglada, que vivió en varias épocas en París y viajó por todo el mundo, pintó Mallorca de manera incesante en los años que vivió en la isla, desde 1914 hasta 1936, cuando la isla cayó en manos del bando franquista. El pintor barcelonés era un declarado republicano que acabó exiliándose a Francia para no regresar a Mallorca hasta 1947.

Menorca

Marc Jesús Vives (1966)

Aire, 2018

Aire, un trabajo reciente de Marc Jesús Vives Murta

Aire, un trabajo reciente de Marc Jesús Vives Murta

Cortesía del artista

Una energía parecida a los cuadros de Helena Toraño, pero con un punto más desenfadado,alegre con colores muy intensos, exagerados, como la vida, como los tiempos que corren. Marc Jesús Vives, ibicenco, cronista de la luz en Menorca, es fiel a su estilo, juguetón y nada sobrio. En un artículo con muchas mujeres pintoras, la segunda etapa de la Vuelta Artística a España no podía acabar de otra manera: mirando al mar, disfrutando de la brisa y pensando que cada día es el mejor de nuestras vidas.

Lee también



Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here