InicioEspañaXavi Hernández debuta con flor | Crónica Barcelona - Noticias España

Xavi Hernández debuta con flor | Crónica Barcelona – Noticias España

Xavi Hernández no pudo tener un mejor debut. Victoria ante el eterno rival y con buenas sensaciones, aunque el solitario gol con el que el Barça se impuso en el Camp Nou al Espanyol llegó de un penalti dudosillo que el VAR no pudo corregir. Memphis transformó la pena máxima y dio el primer triunfo al nuevo entrenador culé, que ahora ya debe estar pensando en la final del martes frente al Benfica en la Champions League. 

Se estrenaba Xavi Hernández como entrenador del Barça. En el Camp Nou. Delante de su gente. Contra el Espanyol, el eterno rival. Y con un césped inmejorable, para qué engañarnos. Cosas del nuevo técnico culé o no, el verde estaba impoluto y en las gradas se veía a los aficionados azulgranas llenar gran parte del estadio. En las próximas semanas se sabrá si es porque se han vuelto a enganchar al equipo por el efecto Xavi o por el adversario.

Xavi Hernández sorprendía con su primer once al incluir al jovencísimo Ilias como titular. Al canterano le acompañaron Gavi y Memphis en el tridente y por detrás de ellos, en la medular, Busquets, Frenkie de Jong y Nico González. En la línea de cuatro defensas, pocas novedades: Mingueza, Eric, Piqué y Jordi Alba. En la portería, lo recordamos por si acaso, el indiscutible Ter Stegen a pesar de que no está viviendo su mejor campaña.

Puso el balón en juego el Espanyol y rápidamente se vio las intenciones de este nuevo Barça de Xavi. Extremos abiertos, rapidez en la circulación, defensa adelantada, los laterales subiendo y mucha actividad de los interiores. Y es que al descanso llegó con más del 70% de la posesión, por lo que el efecto y las ideas del nuevo entrenador han comenzado a calar bien hondo desde el principio.

La primera mitad transcurrió con mucho balón para el Barça pero con una muralla plantada por Vicente Moreno que no dejaba ni una fisura para que los culés pudieran hacer gol. Las ocasiones para ambos equipos fueron muy estériles y destacan dos para los locales, con dos disparos desde la frontal del área -de Memphis y Busquets– que detuvo Diego López y una para los periquitos tras un regalo de Mingueza a Raúl de Tomás que se envenenó cuando el cuero rebotó en Piqué justo antes del descanso.

Buen juego, pocas ocasiones

Jordi Alba estaba inconmensurable doblando a Gavi, pero en sus centros le faltaba lo que le falta a este Barça: Leo Messi. Al fin y al cabo, ese es el mayor de los problemas del conjunto azulgrana. Busquets también parecía que estaba recuperando su mejor nivel y dio una master class en el derbi. Hacía jugar, presionaba y cortaba, otorgando una gran fiabilidad y seguridad a la línea intermedia del equipo de Xavi Hernández.

Sobre el cuarto de hora se calentó el partido, nada raro en un derbi. El Barcelona reclamó un penalti que no existió sobre Nico y en la jugada posterior Raúl de Tomás se dolía por un codazo de Piqué. Lo cierto es que el Barça estaba cómodo, aunque no generaba gran peligro. El aura de Xavi se comenzaba a notar en un equipo que parecía que quería morder y dejaban atrás esa actitud de desidia que, en ocasiones, mostraban con Ronald Koeman.

Con el 0-0 se fueron al descanso y a la vuelta de vestuarios entró Abde por un Ilias que se mostró voluntarioso, que en el primer balón que tocó recibió falta y que quiso ser eléctrico, pero que a la hora de tomar decisiones de verdad demostró que todavía está verde. Su sustituto se mostró más suelto y más envalentonado, y eso lo demostró en una trifulca que se montó tras recibir una falta de Pedrosa que se saldó con amarilla para ambos.

Memphis decide el derbi

Pero antes de esa tangana llegó el primero de la noche. En el 47′ Gavi encontró el único hueco que el Espanyol había dejado en todo el partido para dársela a Memphis. Cabrera llegó al cruce y tocó a la misma vez balón y pierna del holandés. Del Cerro Grande no lo dudó y señaló pena máxima, acto que no le corrigieron desde el VAR. El ex del Olympique de Lyon engañó a Diego López y desató la locura entre los más de 70.000 aficionados que acudieron al Camp Nou.

Abde pudo, minutos después, ampliar diferencias en el marcador tras un pase mágico al hueco de Sergio Busquets, pero su picadita se quedó muy corta y la zaga blanquiazul evitó el tanto. Hay que reconocer que tras el gol de Memphis el Espanyol se atrevió más. Le valía el 0-0, pero verse abajo en el marcador les hizo dejar más huecos atrás y ser más valientes arriba. Ter Stegen tuvo que intervenir en alguna ocasión y en otras dio gracias porque Raúl de Tomás, el flamante internacional, las mandase fuera… o al palo, como una falta lejana que estrelló en el poste en el 81′.

Esa osadía del conjunto visitante permitía que los hombres de Xavi encontrasen más espacios por los que hacer daño, pero si no los veían los fabricaban. Y si no que se lo digan a Abde, que se fabricó él solo una ocasión que hubiera sido un golazo si el cuero no se llega a ir por encima del travesaño. Coutinho entró por Gavi y Riqui Puig por Busquets.

De más a menos

Cierto es que los culés fueron de más a menos a lo largo del partido y en los últimos diez minutos parecía un equipo roto. Con los fantasmas del pasado ahí, el Barça sufrió con la citada falta al palo de RDT o un cabezazo a bocajarro que Dimata, libre de marca, mandó fuera de los tres palos. Se vieron tan apurados que hasta tiraron de artimañas de perro viejo. Fue el joven Nico, que se lesionó fuera del campo y se metió al terreno de juego intentando detener el juego, algo que el Espanyol no hizo y fruto de ello Raúl de Tomás, con un testarazo, estrelló la pelota en el poste.

Nico no pudo continuar y Demir entró para ocupar su puesto a la misma vez que Araújo ingresaba por un Mingueza que sigue teniendo algunas carencias en el lateral. Amarilla para Ter Stegen por pérdida de tiempo, el Barça intentaba mantener la posesión abriendo el campo… todo valía para aguantar un resultado muy necesario para recuperar sensaciones. Los seis minutos de añadido pudieron ser más tranquilos si un destrozado físicamente Memphis hubiera materializado una asistencia de Araújo que le hizo correr desde la mitad del campo. Sonó el pitido final y Xavi certificó su debut con una victoria con contradicciones: merecida, pero con suerte.

Okdiario

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias