InicioCentro AmericaUna línea telefónica recibe cada mes 11 denuncias de embarazos de niñas...

Una línea telefónica recibe cada mes 11 denuncias de embarazos de niñas –

A las 9.17 horas del 17 de junio de este año ingresó a la línea telefónica 2411-8686 una llamada desde un centro asistencial de Fray Bartolomé de las Casas, en Alta Verapaz. El personal de salud alertó que había detectado a una niña de 11 años embarazada para que el caso fuera investigado.

El Ministerio Público (MP) habilitó esta vía de comunicación en octubre del 2020 para que los hospitales públicos y privados, clínicas, así como centros de salud, que no tengan en la cercanía una agencia fiscal, puedan denunciar los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años, pues la legislación guatemalteca indica que estos son resultado de violencia sexual, y se constituye en un delito.

A un año de que la línea telefónica se abrió han ingresado 153 denuncias. Junio recién pasado fue el mes en que más reportes se han recibido, junto al de la niña de 11 años se denunciaron otros 22 casos, dos de ellos de menores de 12 años.

Las llamadas provienen de distintos departamentos, pero la mayoría son de Totonicapán, Huehuetenango, Quetzaltenango, Alta Verapaz, Jalapa y San Marcos.

De acuerdo con Lucrecia Vásquez, secretaría de la Mujer, este espacio de denuncia es una puerta que se abre al MP para poder investigar los casos de embarazos en niñas, aun cuando familiares de las menores no quieran reportar el delito, pues la alerta la dan quienes atienden a las menores en los servicios de salud.

Las denuncias llegan al centro de llamadas del MP. Cada caso se registra en el sistema de información, y el personal que recibe la alerta se comunica vía telefónica con el fiscal de turno en el área donde surgió el reporte, para que este se presente a la unidad de salud de donde emanó la denuncia, debe hacerlo en un plazo no mayor de dos horas.

El protocolo establece que el fiscal debe verificar los hechos y comenzar a desarrollar las líneas de investigación para dar con el responsable del abuso de la niña.

Un año de funcionar

La idea de habilitar esta línea telefónica viene desde el 2019, pero se logró implementar un año después. La intención era tener un centro de llamadas específico para estas denuncias, sin embargo, los recursos eran limitados, así que se recurrió a utilizar el apoyo del personal y del equipo que el MP ya tenía para la recepción de denuncias.

Debido a la incidencia de embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años en el país no se podía esperar más tiempo, y el 12 de octubre del 2020 comenzó a funcionar la línea 2411-8686 como una ruta para que los centros asistenciales reportaran los casos.

Los embarazos en niñas menores de 14 años es una problemática que persiste en el país. El Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (Osar) reportó que el 2020 cerró con más de 4 mil niñas entre los 10 y 14 años que se convirtieron en madres. Al mes de septiembre de este año se registran 1 mil 453 menores que vieron interrumpido su proyecto de vida por enfrentarse a la maternidad.

Al momento en que la menor llega a los servicios de salud, el personal sanitario la entrevista, toma los datos personales de la niña, entre ellos dirección y teléfono, los cuales informa al MP para que el fiscal tenga insumos para realizar la investigación.

Lea también: El incierto salto del diversificado a la universidad ¿estarán los jóvenes preparados?

En este punto hay un reto, según Vásquez se han topado con personas que no dan los datos correctos y se hace difícil ubicarlas, pero con el cruce de datos que se logran obtener en las entrevistas se ha logrado localizarlas para avanzar en la investigación.

En camino a obtener información que acerque la justicia a las víctimas, la secretaria indica que se han desarrollado 11 procesos formativos del personal tanto del área de salud como de fiscales. En este trabajo se involucra el MP, el Ministerio de Salud, la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (Svet) y la Procuraduría General de la Nación (PGN).

“La atención inmediata integral es uno de los avances, para proporcionar una respuesta diferenciada y eficiente a las niñas y adolescentes, y a través de esa coordinación intra e interinstitucional se busca evitar la victimización secundaria y mejorar los mecanismos de investigación criminal”, refiere Velasquez.

Además, menciona que se hacen reuniones para verificar que la ruta de trabajo se siga y hacer ajustes para que se accione con prontitud. Entre las mejoras se plantea el uso de una “plantilla” dentro del sistema informático que permita ver en tiempo real la hora en que se recibe la denuncia, el momento en que el fiscal interviene, y los pasos que se siguen para ubicar al presunto responsable y agresor de la menor.

“Las estadísticas nos indican que muchas de las agresiones a menores de edad son de familiares, personas conocidas -la cifra está por arriba del 80 por ciento-. Es urgente (actuar), porque a veces, por miedo u otras razones, las personas quieren ocultar el embarazo”, dice la Secretaria de la Mujer.

El silencio cómplice en las comunidades de no denunciar los embarazos en menores de 14 años, ya sea por miedo a represalias por parte del agresor o porque los casos se naturalizan, frenan la investigación y se invisibiliza el delito de violación sexual.

De esa cuenta, es vital la participación del personal de salud para sacar a luz este abuso en las niñas, pero también se requiere que el Organismo Judicial agilice los procesos para dar una pronta respuesta a las víctimas y detener al agresor.

Un avance

Mirna Montenegro, del Osar, señala que la línea telefónica que se habilitó para que los servicios de salud denunciaran los embarazos en menores de 14 años es un avance, y debe hacerse un monitoreo de los resultados y cumplimiento de procedimientos internos del MP para mejorar la atención de los casos detectados.

“El MP tiene una función fundamental que va más allá de recibir la denuncia, promueve la persecución penal y dirige la investigación de los delitos de acción pública; la violencia sexual es un delito de acción pública”, agrega.

En este sentido, la secretaria de la Mujer menciona que la pandemia agravó este tipo de delitos, por el confinamiento que ocurrió meses atrás, y puede haber casos que no llegaron a los servicios de salud, y no se reportaron.

Se espera que las comadronas también adopten la cultura de denuncia de embarazos en menores de 14 años, pues son ellas las que atienden los partos en la provincia, ya sea que llamen al 2411-8686, o bien utilicen las otras rutas que el MP tiene para ello, como la línea 1572.



Prensa libre

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias