Trabajadores de limpieza piden al gobernador de California firme la medida SB 1257

Si es aprobada la propuesta de ley, los dueños tendran que avisar a los empleados de los riesgos que pudiera haber en las áreas de trabajo.

Activistas que abogan por la salud de los trabajadores de la limpieza (domésticos) se reunieron en el parque MacArthur el jueves para exigir al gobernador de California Gavin Newsom que firme la SB 1257. La propuesta de ley fue aprobada por la legislatura el 27 de agosto, sin embargo continúa en espera de la firma del gobernador.

La SB 1257 pide remover una exclusión histórica que niega el derecho a trabajadores domésticos, que en su mayoría son mujeres, de saber cuando hay riesgos en el lugar de trabajo, que en la actualidad primordialmente son las casas privadas.

Trabajadoras como Vicenta Martínez conocen estos riesgos de muy cerca. Ella ha trabajado por 22 años en la limpieza de hogares y dijo que fue afectada por los incendios de Malibú en el 2018 cuando sin importar, las malas condiciones del aire, la cenizas y emisiones tóxicas, tuvo que continuar limpiando las dos casas donde trabajaba.

“Yo sentía el calor y el humo en mi cara y mi cuerpo pero no podía decir nada”, contó Martínez. “Los patrones nunca me dieron mascarilla ni guantes ni ninguna protección”.

El viaje en autobús de su hogar en el área de MacArthur Park hacia Malibu era de aproximadamente una hora y media. Enfatizó que por necesidad continúo trabajando en esas casas donde le pagaban aproximadamente $13 la hora por unas cinco horas.

Trabajadora de la limpieza aboga por la SB 1257 el jueves en el parque MacArthur . (Suministrada)

Martínez, quien es madre de tres hijos, dijo que debido al poco salario que ganaba no le alcanzaba para ir al médico ni tampoco comprar su propio equipo de protección.

“Y ahora, están volviendo a pasar. Si no son los fuegos, son los químicos tóxicos con los que limpiamos los que nos enferman”, dijo la trabajadora. “Gobernador firme ya. Nuestra salud y seguridad seran protegidas con esta ley.”

Durante la conferencia, los activistas y trabajadores también pusieron un altar en honor a los trabajadores de la limpieza que han perdido la vida mientras trabajaban.

Noemí Cruz, otra trabajadora doméstica y  líder de Mujeres en Acción, un grupo del Instituto de Educación Popular del Sur de California (IDEPSCA), dijo que ella ha sido trabajadora doméstica por unos 11 años.

Ella explicó que constantemente ha enfrentado problemas en su salud al ser expuesta a líquidos tóxicos.

“Siento ardor en mi garganta, en la nariz. Hay veces que tenemos que levantar cosas pesadas y es más difícil enfrentar la situación cuando estamos trabajando solas en una casa”, dijo Cruz.

Añadió que ella fue una de las voluntarias que se dedicó a informar a los trabajadores de sus derechos para exigir protección durante los incendios de Malibu.

“Íbamos a las paradas de autobuses y les dábamos los panfletos”, contó Cruz. “La gente si nos decía que olía mucho humo pero muchos lo tomaban como algo normal y trabajaban sin protestar”.

Piden que firme la ley

La SB 1257, fue escrita por la senadora María Elena Durazo (CA-24) y copatrocinada por una coalición de defensores pro empleados domésticos incluyendo IDEPSCA, Coalición de Trabajadores del Hogar de California, Defensores de la Igualdad de Derechos en el Trabajo, Asociación de Abogados de Empleo de California y AFSCME-UDW

Maegan Ortiz, directora ejecutiva de IDEPSCA, dijo que la exclusión de los trabajadores domésticos está basada en los años treinta cuando se hicieron las leyes laborales. Estas excluyeron a dos grupos de trabajadores, los del hogar y agrícolas.

“Esta exclusión estaba en ese tiempo porque la mayoría de los trabajadores eran trabajadores negros. Es cuando eran esclavos a la fuerza y después con bajo pago y condiciones muy malas”, explicó Ortiz. “Hoy sabemos que la mayoría son inmigrantes de Latinoamérica”.

La directora dijo que esta exclusión no solo está basada en la salud y seguridad pero también es una cuestión de racismo desde hace un largo tiempo.

En la actualidad se estima que más de 300,000 trabajadores domésticos son afectados, según indica el centro laboral de UCLA.

¿Como funciona la ley?

Ortiz dijo que el gobernador tiene 12 días para firmar o vetar la ley SB 1257. De ser aprobada el empleador sería responsable de avisar a sus empleados domésticos—como la recamarera y el jardinero—si hay riesgos en el trabajo.

“Por ejemplo, si la jefa llega de Europa y cree que hubo un brote de COVID-19 debe avisar y proveer la protección necesaria a sus empleados como desinfectante de manos, mascaras y todo lo necesario”, dijo Ortiz.

De no ser así, el empleado puede abrir una queja con El Departamento de Seguridad y Salud de California (CAL/OSHA).

Ortiz dijo que durante los actuales incendios forestales en California los empleadores pidieron a las trabajadoras del hogar que se quedaran para ayudar a combatir incendios, proteger las casas y las mascotas; además de limpiar las cenizas tóxicas de las casas.

“Tenemos miembros que son niñeras y están trabajando cerca del incendio Bobcat” en el condado de San Bernardino, dijo Ortiz. “El gobernador Newsom tiene la oportunidad de continuar con el legado de California como estado a la vanguardia de las protecciones laborales y contra el racismo”.

Los manifestantes dijeron que si Newsom elige no firmar la ley, a medida que el COVID-19 continúa impactando a los latinos y el humo de los incendios forestales ahoga los pulmones de los trabajadores esenciales, entonces empañará su legado y su reputación.

Cortesia La Opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here