testigos graban la muerte de un hombre a puñaladas en plena calle – Noticias España

Última hora del sábado 17 de octubre en Madrid. En el interior de un bar el distrito madrileño de Usera, Johandres,  de 32 años y nacionalidad cubana, intenta entablar conversación con una mujer. La mujer se marcha del bar y minutos después estalla una reyerta dentro del local que continúa con carreras en el exterior. En sólo unos minutos Johandres acaba muerto a puñaladas en medio de calle delante de decenas de testigos que grabaron la escena con sus móviles. Esta grabación del hombre apuñalado en Usera publicada por OKDIARIO es una de las pruebas que ayudó a identificar y detener a uno de sus agresores de nacionalidad boliviana. La Policía busca al resto de integrantes del grupo que acabó con la vida del hombre.

La escena del crimen

La grabación del apuñalado en Usera arranca con la presunta víctima saliendo a la carrera del local  con un cuchillo de grandes dimensiones en su mano. El hombre corre a toda velocidad, es consciente de que se está jugando la vida. Otro grupo de hombres frisando la cuarentena le persiguen con ahínco. La víctima corre durante trescientos metros, dobla la esquina y cuando parece que va a conseguir escapar el grupo le alcanza.

Una furgoneta tapa los instantes finales de la vida del hombre cubano, cuando el testigo sortea la furgoneta todavía graba cómo le dan golpes, quizá alguno fue la puñalada que le mató, y le rematan a patadas. Ensangrentado, sin poder pronunciar palabra, la víctima permanece sentado unos segundos en el suelo, con la cabeza baja. Acto seguido se desploma y muere en el asfalto unos segundos antes de que llegue la Policía en medio del ruido ensordecedor de gritos y llantos. La escena final tiene lugar en la calle Mariano Vela.

Los agentes de seguridad ciudadana de Usera, rápidamente comienzan a interrogar a los testigos sobre la marcha. El SAMUR sólo puede certificar la muerte del hombre, a primera vista aprecian que ha recibido una paliza y tres puñaladas. Las pesquisas dan rápidamente como resultado la detención de un hombre de 38 de nacionalidad boliviana. Los testigos señalaron que los agresores se habían refugiado en un bar. La Policía aún busca a varios hombres más como participantes en el salvaje crimen.

En el lugar la policía científica recoge dos armas blancas relacionadas con el asesinato. Los vecinos señalan que el bar donde arrancó la pelea es una fuente constante de ruido y reyertas.



OkDiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here