¿Será tiempo de arrancar? – Noticias Mexico

“Solo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar”

T.S. Elliot

Zevenheuvelenloop es una de las carreras más emblemáticas a nivel mundial. Se lleva a cabo en Países Bajos desde el año 1984.

Mientras en todo el mundo cientos de eventos cortos, medios maratones y maratones se han visto cancelados, la Zevenheuvelenloop se correrá, lo que brinda esperanza a los corredores de poder volver a correr juntos, en un mismo espacio, como lo hacíamos antes de esta pandemia.

Para darnos una idea de lo que pasa en Países Bajos en torno al covid-19, han registrado cerca de 90 mil casos y más de 6 mil muertes, cifras que contrastan de manera importante con las dolorosísimas que vivimos en nuestro país, guardando la proporción que el tamaño de la población de cada territorio nos ordena.

La carrera ha adecuado sus protocolos. Participarán en ella 15 mil corredores que deberán cruzar la meta después de recorrer 15 kilómetros de distancia. El arranque se realizará en oleadas de aproximadamente 2 mil participantes que arrancarán cada 45 minutos buscando que cada corredor pueda mantener un espacio de 4 metros cuadrados que le permita garantizar sana distancia con los demás competidores. No habrá puntos de abastecimiento y se pide a los competidores llevar los propios. La asistencia de público también será controlada.

¿Es esto suficiente para garantizar la salud de los participantes? Me temo que no. Las competencias que tanto nos gustan y emocionan están caracterizadas por la concentración de personas antes, durante y después de ellas. ¿Será tiempo de arrancar? Sostengo que debemos esperar a que los tratamientos se perfeccionen y las vacunas estén listas para aplicarse, de lo contrario se corren demasiados riesgos.

Es tiempo de tener paciencia y de substituir la emoción que nos genera el congregarnos para correr con otras experiencias producidas por los retos virtuales o las carreras en solitario.

Abastecimiento: gran mensaje ha enviado al mundo el triatleta Diego Méntrida, quien corría en cuarto sitio a pocos metros de la meta durante el triatlón de Santander en España; de pronto, el participante que ocupaba el tercer lugar erró el camino, por lo que Diego súbitamente apareció tercero. A metros de la meta cedió el paso, volviendo al cuarto sitio que tenía antes del error y devolviendo el tercer puesto a quien lo merecía. 



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here