Inicio Argentina ¿Por qué tenemos hambre después de algunos entrenamientos pero no queremos comer...

¿Por qué tenemos hambre después de algunos entrenamientos pero no queremos comer después de otros? – Noticias Argentina

En un nuevo estudio publicado en Nature, un equipo internacional de científicos sugirió que la respuesta radica en parte en las acciones de una sola molécula producida después del ejercicio que alivia el hambre. La molécula, que se encuentra en el torrente sanguíneo de ratones, humanos y caballos de carreras, apareció en una profusión mucho mayor después de los entrenamientos extenuantes que de los que eran más fáciles, lo que sugiere que hacer ejercicio fuerte podría ser la clave para controlar cuánto comemos después.

La relación entre estar en forma y comer es espinosa. Los estudios han demostrado que las personas que comienzan a hacer ejercicio sin controlar también su consumo de calorías, por lo general bajan pocos o ningún kilo con el tiempo y pueden aumentar de peso. Muchos factores influyen en ese resultado, incluido el estado físico actual, la masa corporal, la dieta, el sexo, la genética, la tasa metabólica e incluso el momento del ejercicio. Algunos experimentos, aunque no todos, sugieren que las sesiones de la mañana pueden quemar más grasa que los mismos esfuerzos más tarde en el día.

El apetito también importa. Si uno siente hambre en las horas posteriores a un entrenamiento, termina consumiendo más calorías de las que quemó. Pero lo que nos hace sentir hambre, o no, después de hacer ejercicio ha sido un misterio. Durante décadas, los científicos han sabido que varias sustancias, como las hormonas leptina y grelina, viajan al cerebro y nos incitan a estar más o menos interesados en comer.

Los estudios muestran que el ejercicio altera los niveles de estas sustancias, pero también lo hacen la dieta y los hábitos de sueño. Algunos investigadores comenzaron a preguntarse si podría haber algún tipo de reacción específica al ejercicio que influya en el apetito.

Entonces, los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, el Colegio de Medicina de Baylor, la Universidad de Copenhague y otras instituciones utilizaron técnicas recientemente desarrolladas para buscar moléculas que aparecían en mayor número en el torrente sanguíneo después del ejercicio. Comenzaron con ratones, colocándolos en diminutas cintas de correr para correr a velocidades crecientes hasta que se agotaron. Extrajeron sangre antes y después y luego compararon los niveles de miles de moléculas en la sangre de los roedores.

Esta nueva molécula denominada «lac-phe» es una mezcla de lactato y el aminoácido fenilalanina; los investigadores hicieron pruebas con ratonesPinterest

Uno se destacó, aumentando más que cualquier otra molécula. Se había observado antes en algunos estudios sobre el metabolismo y el ejercicio, pero su función química y biológica aún se desconocía. Los científicos descubrieron que esta nueva molécula, una mezcla de lactato y el aminoácido fenilalanina, aparentemente se creó en respuesta a los altos niveles de lactato liberados durante el ejercicio. Los científicos lo llamaron lac-phe.

Los investigadores especularon que lac-phe podría tener algo que ver con el balance de energía después del ejercicio, ya que las células en la sangre y en otras partes que lo crean están ampliamente involucradas en la ingesta de energía y la masa corporal. Tal vez, pensaron, afecta el apetito. Para averiguarlo, dieron una forma de lac-phe a ratones obesos, que normalmente comen con gusto. Pero su consumo de croquetas se redujo en más del 30 por ciento. Aparentemente tenían menos hambre con el lac-phe extra.

Luego, los investigadores volvieron a hacer el ejercicio. Criaron ratones que producían poco o nada de lac-phe y los hicieron correr en cintas de correr cinco veces a la semana durante varias semanas. Después de cada corrida, a los animales se les permitía comer tantas croquetas ricas en grasas como quisieran. Normalmente, correr ayuda a los ratones a evitar el aumento de peso, incluso con una dieta alta en calorías. Pero los animales incapaces de producir mucho lac-phe se hincharon, comieron más croquetas y ganaron alrededor de un 25 por ciento más de peso que el grupo de control.

Lac-phe, al parecer, había sido la clave de cómo el ejercicio extenuante ayudó a los ratones a evitar el aumento de peso. Sin él, ese mismo ejercicio resultó en comer en exceso.

Finalmente, los investigadores buscaron lac-phe en otras criaturas en ejercicio. Primero lo encontraron en el torrente sanguíneo de los caballos de carrera en niveles mucho más altos después de una carrera dura que antes. Luego pidieron a ocho jóvenes sanos que hicieran ejercicio tres veces: una vez pedaleando a un ritmo pausado durante 90 minutos, otra vez levantando pesas y una tercera con varios sprints de 30 segundos en una bicicleta fija. Los niveles sanguíneos de lac-phe alcanzaron su punto máximo después de cada tipo de ejercicio, pero fueron más altos después de los sprints, seguidos del entrenamiento con pesas. El ejercicio prolongado y suave produjo lo mínimo.

En otras palabras, cuanto más intenso era el ejercicio, más lac-phe se producía y, al menos en los ratones, más parecía disminuir el apetito.

“Los resultados son fascinantes y agregan una nueva dimensión a nuestro pensamiento sobre el ejercicio y la regulación del peso corporal”, dijo Richard Palmiter, profesor de bioquímica en la Universidad de Washington en Seattle y experto en neurobiología del comportamiento que no formó parte del nuevo estudio.

“Siempre supimos que nuestro menú actual de moléculas que parecen regular el apetito y la ingesta de alimentos, como la leptina, la grelina, etc., estaba incompleto y este nuevo metabolito/molécula de señalización es una adición potencialmente importante a esa lista”, dijo Barry Braun, director ejecutivo del Laboratorio de Investigación Clínica de Rendimiento Humano de la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins, que estudia el ejercicio y el control del peso. Él no participó en el nuevo estudio.

Los investigadores indicaron que el hambre disminuye después de un entrenamiento de alta intensidad
Los investigadores indicaron que el hambre disminuye después de un entrenamiento de alta intensidadGetty Images

Suponiendo que este proceso funcione igual en humanos que en ratones, el descubrimiento de lac-phe proporciona una lección útil. Si queremos evitar los atracones después de un entrenamiento, es posible que tengamos que aumentar la intensidad, dijo Jonathan Z. Long, profesor de patología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y autor principal del nuevo estudio.

Esta idea tiene sentido intuitivo y evolutivo, agregó. “Si estás escapándote de un rinoceronte o de alguna otra amenaza, el sistema nervioso autónomo le grita al cerebro que detenga la digestión y cualquier otro proceso innecesario”.

Sin embargo, su estudio no dice cómo la lac-phe podría estar interactuando con nuestras células cerebrales para afectar el apetito o qué tan extenuante debe ser el ejercicio para acelerar la formación de lac-phe o cuánto tiempo podrían durar los efectos de la molécula. Además, los ejercitadores humanos eran jóvenes sanos, lo que significa que no sabemos si lac-phe existe u opera de la misma manera en todos los demás.

Aún así, si uno busca tener menos hambre después de hacer ejercicio, es posible que quiera acelerar el ritmo. Alargar el trayecto durante las próximas caminatas o correr hasta la esquina de la calle más lejana. “Lo que dicen los datos es que la intensidad es importante para el ejercicio y el control del apetito”, concluyó el Dr. Long.

Por Gretchen Reynolds.

Cortesía La Nacion

Articulos relacionados

¿De Paul ya fue? Así se conocieron Camila Homs y su nuevo novio |

La modelo Camila Homs terminó su relación con Rodrigo De Paul en el verano y la ruptura tiene todavía pendiente una demanda millonaria. Sin...

El Presidente, ante una inminente definición traumática: delegar el poder o enfrentar la crisis en soledad – Noticias Argentina

Alberto Fernández se enfrenta a una decisión traumática: si avanza con el pedido que le hicieron Sergio Massa, Cristina Kirchner y su círculo de...

31 cuerpos, algunos en descomposición, encontrados en funeraria de Indiana

JEFFERSONVILLE, Ind.—La policía está investigando después de que se encontraron más de 30 cuerpos, algunos en descomposición, dentro de una funeraria del sur de...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias

¿De Paul ya fue? Así se conocieron Camila Homs y su nuevo novio |

La modelo Camila Homs terminó su relación con Rodrigo De Paul en el verano y la ruptura tiene todavía pendiente una demanda millonaria. Sin...

El Presidente, ante una inminente definición traumática: delegar el poder o enfrentar la crisis en soledad – Noticias Argentina

Alberto Fernández se enfrenta a una decisión traumática: si avanza con el pedido que le hicieron Sergio Massa, Cristina Kirchner y su círculo de...

31 cuerpos, algunos en descomposición, encontrados en funeraria de Indiana

JEFFERSONVILLE, Ind.—La policía está investigando después de que se encontraron más de 30 cuerpos, algunos en descomposición, dentro de una funeraria del sur de...

Fotografía centenaria para documentar el origen de Covadonga – Noticias peru

Antonio Diego, Berta Piñán y José Manuel González Castro, ayer, en la visita inaugural a la exposición. / G. P....