InicioEspañaMorata saca el billete - Noticias España

Morata saca el billete – Noticias España

España sacó el billete a Qatar con un sufrimiento enorme tras ganar a Suecia con un gol postrero de Morata. La selección de Luis Enrique dominó, pero le costó un mundo crear peligro a la ordenada selección sueca. El público de La Cartuja fue decisivo para llevar en volandas a España directa al Mundial.

Con el pase al Mundial a puntito Luis Enrique hizo de las suyas. Rotó a más de medio equipo en el partido ante Suecia que debía otorgar a España el pasaporte a Qatar, en ese Mundial raro que se jugará en invierno. Parecía un trámite sencillo, pero había que cazar la piel del oso sueco antes de ponerla a la venta.

Sentó el seleccionador a más de la mitad de los titulares de Atenas y metió de golpe a Azpilicueta y Alba en los laterales, Pau Torres en el centro de la defensa, Busquets a su sitio, Carlos Soler de interior y Dani Olmo arriba al lado de Sarabia y Raúl de Tomas (RdT), otra vez titular porque para Luis Enrique los últimos serán los primeros.

Después de que La Cartuja entonara a coro el «loro, loro, loro» del himno de España comenzó el decisivo partido ante Suecia que debía darnos, puntito mediante, el pase a Qatar. Y dominamos desde el inicio. Replegaron los suecos intentando zaparse de los golpes que les endosaban los de Luis Enrique con un ritmo vertiginoso e intenso, como una persecución policial en una autopista americana.

Monopolizaba la pelota España como Pedro Sánchez maneja el PSOE: con una superioridad insultante. La primera ocasión clara, después de un par de escaramuzas de RdT, llegó de los pies de Sarabia, cuyo zurdazo en el 8 lamió el palo derecho de Olsen. El partido estaba donde lo queríamos. Gavi gobernaba el partido como si fuera 100 veces internacional.

Dominio español

Tardó Suecia siete minutos en espabilar y lo hizo con una maniobra de Forsberg, que condujo el balón, se aproximó al área y terminó la jugada con un disparo cruzado que se fue a la izquierda de Unai Simón. Por cierto, que el meta español cumplía su vigésimo partido consecutivo como titular.

Recuperó España la pelota pero levantó el pie del acelerador, así que Suecia se permitió un respiro hasta defendiendo. Replegaron los amarillos hasta reducir los espacios a La Roja, que empezó a perder la paciencia y con ella, la precisión. Apretaba La Cartuja, ola incluida, en busca de un aliento que insuflara a España lo que le faltaba de fútbol.

Los minutos fueron cayendo con la lentitud del juego de España. Teníamos la posesión, sí, pero era una posesión estéril, lenta y aburrida. Suecia se defendía con comodidad aunque sin la pelota. Lo fiaban todo a que Kulusevski o Isak engancharan alguna contra. Y si acaso a la intimidatoria presencia de Ibrahimovic desde el banquillo como una suerte de Cid campeador nórdico.

En el 38 otra vez Forsberg tuvo en sus pies el 0-1 después de una media volea que botó justo delante del palo derecho de Unai Simón. Suecia nos volvía a perdonar la vida. Menos mal que el tiempo corría a nuestro favor y llegamos al descanso con ese punto que nos daba el billete para Qatar, eso sí, sin tirar a portería siquiera.

Tontea España

De salida en la reanudación Azpilicueta hizo un enorme regalo a Suecia que Isak no supo aprovechar. La asistencia involuntaria del lateral español llegó a los pies del delantero de la Real, que la echó al cielo de Sevilla. Luis Enrique empezaba a ponerse más nervioso que Spiderman en un descampado. La Cartuja también. España seguía sin tirar a puerta.

RdT cabeceó un córner en el 50 que se marchó desviado. Respondió Forsberg con su tercera ocasión, pero se remató a sí mismo dentro del área pequeña y perdonó otra ocasión clarísima. Luis Enrique tomó nota y preparó dos cambios de golpe porque se temía lo peor: Morata y Rodrigo Moreno por Sarabia y RdT, intrascendentes ambos.

Morata agitó algo el frente del ataque español, pero el duelo comenzó a partirse con el consiguiente riesgo para España. Mientras, Ibrahimovic empezaba a calentar para asomarse al partido al que aún le quedaban 20 minutos más la prolongación. Y un golito, no es por ser agorero, nos mandaba a la repesca.

En el 72 salió Ibra por Isak. La Cartuja le pitó como se pita a los que meten miedo, por mucho que sea un cuarentón. Luis Enrique metió el músculo de Mikel Merino por Soler, otro inadvertido. Morata la tuvo en el 77 y se marcó una volea a las nubes propia de un meme.

A España le entraron los siete males a partir del 80. Sólo Morata, tenaz y fallón, quería la pelota. El delantero español peleaba cada pelota como exigía el partido. En el área opuesta Ibrahimovic jugaba de chupagoles, pero nos crispaba los nervios. Y en el 85 fue precisamente Morata el que obtuvo el premio a su constancia como el que se pasa la vida jugando al mismo número de la lotería.

Le tocó a Morata un rechace a un disparo de Dani Olmo que se estrelló contra el larguero. Álvaro aprovechó el rechace y marcó el 1-0 que daba a España, no sin suspense, el billete para Qatar. Aguantamos los minutos finales, salvamos alguna emboscada de Ibra y nos llevamos una victoria fea y sufrida, pero victoria al fin y al cabo, que es de lo que se trataba.

Okdiario

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias