InicioColombiaLas fusiones y adquisiciones que mueven el panorama empresarial - Noticias Colombia

Las fusiones y adquisiciones que mueven el panorama empresarial – Noticias Colombia

Mientras la mayor parte del país manejaba el estrés por no contagiarse del covid-19, varias empresas también soportaban la presión de cerrar negocios claves para incursionar con fuerza en sectores como el energético y de bienes y servicios.

No en vano durante este año se han presentado fusiones y adquisiciones que han marcado el rumbo empresarial, entre las que figuran la venta de ISA a Ecopetrol, y el acuerdo entre el Grupo Energía Bogotá y Enel.

Sin embargo, a última hora se conoció un negocio que puede cerrarse en pocos días. Es la oferta que busca adquirir una cantidad de acciones mínima equivalente a 50,1% de Nutresa y una cantidad máxima equivalente a 62,62%, a un precio de compra por cada acción de US$7,71.

Detrás de esta oferta están los empresarios Jaime y Gabriel Gilinski, a través de su compañía Nugil, radicada en Bogotá y Panamá. Esto, en asocio con la familia real de Abu Dhabi.

Si esta operación se logra concretar costaría entre $6,8 billones y $8,5 billones, dependiendo de cuántas acciones sean adquiridas. Además, el precio ofertado, cerca de 38% por encima del valor de mercado de la acción, dejaría la valoración de la compañía en alrededor de $13,6 billones.

El Grupo Gilinski no es ajeno al sector de alimentos, en el que ya tiene presencia a través de Yupi. Además, está involucrado también en el sector financiero, en Lulo Bank y el Banco Sudameris, y tiene inversiones en proyectos inmobiliarios y medios de comunicación.

El Grupo

Al cierre del tercer trimestre del año, el Grupo Nutresa reportó que sus ventas ascendieron a $9,1 billones, es decir, 11,7% superiores a las del mismo periodo de 2020. Sin embargo, al excluir la adquisición de Belina, compañía de alimentos para mascotas en Costa Rica, el crecimiento de ventas fue de 11,2%.

En Colombia, los ingresos de este Grupo que se ha consolidado en Antioquia, presentaron un aumento de 14,5% frente a los de igual periodo del año anterior y se ubicaron en $5,5 billones, equivalentes a 60,9% de las ventas consolidadas.

La actividad de Nutresa tiene que ver principalmente con el sector de los alimentos como galletas, chocolates, café, helados, pasta y cárnicos. Entre las marcas que hacen parte de su portafolio están chocolatinas Jet, las galletas Noel y las salchichas Rica. Además, están Zenú, Ranchera, chocolate Corona, Cremhelado y Pastas Doria, entre otras.

Entre los mayores accionistas de Grupo Nutresa están Grupo de Inversiones Suramericana (Sura), con 35,25%; Grupo Argos, con 9,83%. De manera simultánea, Nutresa es dueña de 12,26% de este último, y tiene una participación accionaria de 13,01% en Sura.



La venta de ISA

De otro lado, durante este año Ecopetrol se convirtió en la mayor accionista de la compañía local Interconexión Eléctrica (ISA), con presencia en varios países de América Latina, al comprar la participación del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (51,4%). La transacción, que fue pactada en pesos colombianos por el equivalente de US$3.672 millones ($14,2 billones), se suscribió el 11 de agosto y concluyó nueve días más tarde, después de dos años de negociaciones.

La empresa recibió un préstamo por US$4.000 millones de un sindicato de bancos internacionales para financiar la adquisición de ISA. En este, Milbank (de Estados Unidos, Nueva York) asesoró a los prestamistas. El 13 de agosto, Ecopetrol fue autorizada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para contratar el préstamo.

Andrés Crump, socio de Baker McKenzie, comentó que “esta es una de las transacciones más importantes del año en Colombia, tomando en cuenta diferentes factores como las partes involucradas, el valor y la complejidad, incluyendo su alcance regional y el esperado efecto transformador positivo que tendrá en Ecopetrol e ISA”.

Para Posse Herrera Ruiz, la venta de ISA no solo es una de las operaciones más cuantiosas en la historia de Colombia, sino que constituye un gran paso en el marco de la estrategia gubernamental de aprovechamiento de activos. Con los ingresos que se obtienen de la venta, el Gobierno colombiano financiará proyectos de inversión pública contemplados en el Plan de Reactivación Económica.

De acuerdo con Ecopetrol, esta inversión es un paso en la transición energética del grupo en su camino hacia la descarbonización y lo convierte en un conglomerado líder que integra los negocios de la cadena de valor de los hidrocarburos con la transmisión de energía, las energías renovables y la infraestructura.

Con 53 años de trayectoria, ISA opera en seis países de Suramérica (Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Perú y Bolivia), Centroamérica en los negocios de energía eléctrica, infraestructura vial, telecomunicaciones y Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).



El GEB

Por otra parte, el Grupo Energía Bogotá renovó el acuerdo societario, comercial y estratégico que tiene firmado con Enel de Italia desde 1996. Con ello, ambas compañías crearon Enel Colombia, una sociedad que pasa de un valor de US$8.000 millones a US$10.000 millones.

Esto le garantiza a la empresa de energía local entrar a otros mercados regionales, al tiempo que compartirán inversiones en transmisión renovables y ciudades inteligentes.

Con el proceso, se unifica la operación de las compañías Enel Emgesa, Enel Codensa, Enel Green Power y Grupo Energía Bogotá en una nueva empresa. En este acuerdo, GEB es un socio estratégico, aunque su participación de la empresa estaría cercana a 41%.

La compañía fruto del acuerdo es hasta 56% más grande en términos de capacidad instalada y además de operar en el país, operaría en los demás países en los que las empresas tengan presencia.

No solo estas empresas fortalecerán los negocios de generación, transmisión y distribución de energía, sino que también se ayudaría a las compañías a consolidar su operación en términos de la generación de energía renovable y renovable no convencional, con fuentes como la eólica o la solar.

El negocio del oro

Gran Colombia Gold, que opera minas en Segovia (Antioquia), adquirió la totalidad de las acciones de la canadiense Gold X. Como resultado del arreglo, Gold X se convirtió en una subsidiaria directa 100% propiedad de Gran Colombia Gold y Gran Colombia Gold obtuvo el control del Proyecto de Oro Toroparu, ubicado en Guyana, Sur América.

«La compra de Gold X obedece a que es un yacimiento enorme que está en un país ambientalmente amigable y es un proyecto que esperamos que, con una inversión de US$340 millones o US$350 millones, produzca unas 160.000 onzas por año, en un lapso de tres años. Es decir, que esta adquisición nos pondría como una de las compañías más importantes de Latinoamérica en producción de oro», afirmó Lombardo Paredes, CEO de Gran Colombia Gold.

De forma combinada, para Segovia y Toroparu, los recursos de oro medidos e indicados ahora alcanzan un total de 8.778.000 onzas y cuentan con otras 4.359.000 onzas de oro en la categoría inferidos, informó la compañía.

Cada tenedor de acciones de Gold X tiene derecho a recibir 0,6948 de una acción ordinaria del capital de Gran Colombia Gold por cada Acción de Gold X poseída inmediatamente antes de la hora en la que se hizo efectivo el arreglo.

Actualmente la compañía tiene 98.287.088 acciones ordinarias emitidas y en circulación y un total de aproximadamente 132,1 millones de acciones ordinarias sobre base totalmente diluida.



El Nuevo Siglo

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias