InicioColombiaGobernabilidad y ‘matrimonio’ político quitan el sueño al presidente argentino - Noticias...

Gobernabilidad y ‘matrimonio’ político quitan el sueño al presidente argentino – Noticias Colombia

NUNCA como antes en la historia política reciente de Argentina, las llamadas elecciones de ‘medio término’ tendrán el tinte de un referendo sobre el gobierno y de resultado pende la gobernabilidad para lo que resta de mandato.

Al presidente Alberto Fernández, quien gobierna con su vice Cristina Fernández de Kirchner, le quita el sueño la cita electoral de este domingo donde se renovarán un tercio de las bancas del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados. La razón: las encuestas vaticinan, al igual que lo ocurrido en las primarias obligatorias (PASO) de septiembre, donde se eligieron los candidatos que hoy disputan una banca en dicho Congreso, un revés para su partido, Frente de Todos.

Como se recordará, el gobierno Fernández tuvo un duro golpe electoral en las PASO cuando la mencionada coalición oficialista (peronismo de centro-izquierda) obtuvo 33% de los votos a nivel nacional, mientras que la oposición aupada en centro-derecha liderada por el expresidente Mauricio Macri ((2015-2019), obtuvo 37%.

En esa cita de las urnas, Frente de Todos perdió en 17 de las 24 jurisdicciones en juego, mientras que la coalición macrista se impuso en 14, lo que fue calificado por analistas políticos como un termómetro real del descontento social con la dupla Fernández-Kirchner, quienes en más de una ocasión han hecho públicas sus diferencias en varios temas clave.

Ahora, al medir la intención de voto no solo se reeditaría lo ocurrido en las PASO, sino que sería más grave la derrota, al punto de que hay alto riesgo de que Fernández no logre la mayoría en la Cámara y pierda la que tiene en el Senado.

El panorama que pintan las encuestas no es nada alentador para la coalición oficialista y de allí que, de seguro, le estén quitando el sueño al presidente Fernández, su vice, equipo de gobierno y directivos del Frente de Todos. Y si bien las más recientes, las de comienzos de esta semana realizada por la Consultora Equis y Proyección Ciudadana indican específicamente que la pelea por la Provincia de Buenos Aires será un cerrado duelo, la diferencia de casi tres puntos porcentuales está a favor del candidato Juntos por el Cambio, Diego Santilli con un 40.1%. Su rival, Victoria Tolosa, lograría un 38,1%, que es cuatro puntos porcentuales superior al que se registró en la cita electoral de septiembre.

Escenario similar se presenta para lo que llaman diputados nacionales (senadores), donde la exgobernadora bonarense María Eugenia Vidal encabeza la lista de la coalición opositora, (también primera en intención de voto) mientras que en el oficialismo es Leandro Santoro, la izquierda tiene a la diputada Myriam Bregman, mientras que La Libertad Avanza, con Javier Milei en el frente se apresta a dar una nueva sorpresa como la de PASO cuando se encasilló en tercer lugar.



La percepción electoral tampoco es buena para Frente de Todos de Fernández y Kirchner, según se desprende del reciente estudio de Giacobbe & Asociados que señala que de 2.200 encuestados no sólo un 47% cree que sufrirá la coalición gobernante una derrota, sino el 67% de dicho universo estadístico se manifestó a favor de dicha debacle y, en cuanto a Juntos por el Cambio, es más alto el porcentaje de los que quieren que gane. Así, el 42.1% dijo que apoyará en las urnas a los candidatos de la coalición de centro-derecha.

Fernández y su equipo tanto gobernante como partidario han intensificado sus mensajes y esfuerzos para evitar el escenario catastrófico que auguran las encuestas y que, como dijimos, de darse complicará la gobernabilidad del presidente Fernández para la segunda mitad de su mandato.

El gran impacto de estas legislativas de “medio término” es porque se renovará gran parte del Congreso. Actualmente en la Cámara de Diputados, la coalición gobernante tiene la mayoría, pero no absoluta, con 120 de los 257 escaños, mientras que en Senado la situación le es favorable al contar con 41 de los 72 senadores.

«Si se repitieran los resultados de las PASO, el oficialismo podría perder la mayoría que tiene en el Senado y no sólo no lograría mayoría en Diputados, sino que perdería bancas», dijo Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Nueva Mayoría.

El analista político Gabriel Puricelli consideró que «la composición del Congreso que surja de estas elecciones determinará las condiciones de gobernabilidad» hasta 2023, cuando termina el mandato de Fernández.

Pero también «son una puesta a prueba de la viabilidad de las dos principales coaliciones como vehículo para las próximas presidenciales», dijo al referirse al Frente de Todos y a Juntos.

Otro factor a tener en cuenta «será cuánto poder tendrá la oposición en el Congreso. Si alcanza poder de bloqueo, lo más probable es que lo utilice», remarcó Puricelli.

El politólogo Carlos Fara consideró que una derrota «pondrá un freno al kirchnerismo en las dos Cámaras y eso puede obstaculizarle en el Senado cuestiones institucionales, como el nombramiento de jueces».



¿Hacia el divorcio político?

Si bien las primarias abrieron una crisis en la coalición gobernante, lo que ocurra este domingo puede convertirse en el puntillazo final al matrimonio de ‘conveniencia política’ con Kirchner.

Tras lo ocurrido en septiembre, Fernández renovó parte de su gabinete con miras a la cita en las urnas de hoy. Pero los resultados de las encuestas no han sido lo que esperaban y, aún más, aunque ganase la estratégica provincia de Buenos Aires, la más poblada con casi 40% del padrón nacional, ello no alcanzará para reparar el daño político que se proyecta, subrayaron analistas.

«Es posible para el gobierno mejorar la elección, pero no sustancialmente», consideró Fraga.

En opinión de este analista «el problema político central será, cualquiera sea el resultado, la división en el oficialismo entre el presidente y la vicepresidenta. Esta disputa va a continuar e incluso se puede agravar. Será un problema para la gobernabilidad».

Mario Riorda, politólogo y académico de la Universidad Austral precisó que «el Frente de Todos descendió 19 puntos en todo el país desde las presidenciales de 2019 y ya no tiene núcleos imbatibles», mientras la opositora Juntos «prácticamente no se ha movido de su última cifra nacional».

La segunda mitad del gobierno de Fernández transcurrirá «en un equilibrio complejísimo de tensiones internas que pueden jaquear la gobernabilidad», opinó.

Así las cosas, podría comenzar a gestarse el divorcio político con la vice Kirchner.

A todo ello hay que sumar la difícil bitácora económica. Los argentinos votarán conmocionados por una inflación del 40% en lo que va del año, una de las más altas del mundo. El gobierno lanzó el congelamiento de precios durante tres meses para 1.500 artículos de la canasta básica, además de ayudas sociales para enfrentar la pobreza que alcanza al 40% de los 45 millones de habitantes.

La derrota en las primarias fue «un castigo a la gestión de Alberto Fernández», opinó Fara, consecuencia «del impacto económico que se fue generando entre lo que heredó (del gobierno anterior) y lo que se produjo por la pandemia».

El fenómeno Milei

Haciendo honor al nombre de su partido “La Libertad Avanza”, el economista ultraliberal y provocador, Javier Mileni, se consolida como fenómeno electoral en Buenos Aires y tras su ‘buena actuación’ en las PASO espera dar la sorpresa este domingo. De por sí, las encuestas lo ubican disputando el segundo lugar de votación en la capital al oficialista Frente de Todos.

 «No vine acá para guiar corderos, vine para despertar leones», sostuvo en el cierre de campaña Milei en una plaza donde decenas de simpatizantes lo aplaudieron entusiastas. «¡Viva la libertad, carajo!», gritó, y culpó de los males de Argentina a «la casta política», un amasijo en el que no distingue derecha de izquierda, ni gobierno de oposición.

Como éste fueron todos sus actos electorales de campaña, que según describen analistas, consistieron en dar una «clase» de economía a un público en su mayoría joven y masculino, descreído de la política, que se muestra halagado con este formato intelectual en el que al final de la actividad rifa libros.

Su meteórico ascenso y capacidad de convencimiento amenaza con restar votos a los otros partidos, pero especialmente al gobernante. Y aunque su discurso no es nuevo, tal cual lo recordó el expresidente Mauricio Macri al señalar que “las ideas que expresa Milei son las mismas que siempre expresé yo», es su lenguaje popular y tono populista el que ha calado entre los autollamados libertarios.

«Nunca vamos a crear nuevos impuestos, nunca vamos a ir contra la vida, nunca vamos a ir contra la libertad y nunca vamos a ir contra la propiedad. Vamos a enviar proyectos que quiten esta opresión del Estado sobre las personas», promete este hombre al que le gusta citar a las glorias del siglo XIX, como Juan Bautista Alberdi, el inspirador de la Constitución que decía: «el que no cree en la libertad como fuente de riqueza ni merece ser libre ni sabe ser rico”.



El Nuevo Siglo

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias