InicioColombiaEl Plan de Ordenamiento Territorial, más enredado y trabado que nunca -...

El Plan de Ordenamiento Territorial, más enredado y trabado que nunca – Noticias Colombia

Los tiempos que tiene el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) se están acortando para que este proyecto de Acuerdo sea aprobado como lo desea la Administración Distrital desde que lo radicó en el Concejo de Bogotá, el pasado 10 de septiembre: vía decreto. De hecho, para varios concejales este proyecto está virtualmente acabado. Veamos por qué.

A partir de hoy, a esta hoja de ruta le quedan por delante 14 días para que sea aprobada o hundida tanto en la comisión del Plan como en la Plenaria. Adicionalmente, el cabildo perdió dos semanas, y contando, en despachar las recusaciones y los impedimentos contra concejales. Ayer la sesión se levantó alrededor del medio día con el impedimento del concejal de la Alianza Verde Martín Rivera y con otros tres nuevos impedimentos sobre la mesa.

Por esta razón, los concejales tendrán que convocar nuevamente a Plenaria, que sería para mañana (para hoy está convocada la continuación del debate de la oposición). El sábado y el domingo se discutirá presupuesto y el POT corre el riesgo de hundirse en una nueva sesión de la comisión del Plan. Por eso hay quienes piensan que la Administración está evitando, contra viento y marea, que se llegue a esa instancia para sacarlo por decreto. Así se lo dijo a este medio una fuente proveniente del Concejo que prefirió permanecer anónima.

¿Alcanzarán los tiempos?

El escenario no está fácil y se ha ido enredando progresivamente. Por lo mismo, y teniendo en consideración que en estos momentos ya comenzó el trámite del presupuesto del año entrante, ¿alcanzarán los tiempos?

Por ejemplo, de acuerdo con el concejal del Polo Carlos Carrillo, los tiempos no alcanzarán “ni siquiera para aprobar este Plan por pupitrazo”.

“Habríamos podido aprovechar esta sesión de hoy, en donde no es que hayamos hecho mucho, para discutir esos impedimentos y blindar el proceso. Sin embargo, yo quiero decir que es claro que por una u otra razón, no tenemos los tiempos para discutir esto a profundidad. Ni siquiera para ‘pupitrear’. Se trata del ‘pupitreo’ de 608 Artículos y yo sé que la Administración está confiada en que un concejal o dos cedan a sus encantos y se lo ‘pupitreen’ pero lo veo muy difícil. Habría que hacer un bloque de 608 artículos para votar y eso sería imposible. Lo mejor es decirle ‘no’ para que la alcaldesa no lo vaya a decretar así como está”, invitó el concejal Carrillo.

A este respecto, la concejal de la coalición de Colombia Humana-UP-MAIS, Ati Quigua, se preguntó en la sesión de ayer con total honestidad si hay los tiempos para darle trámite a este documento y a toda la agenda que tienen los concejales, sobre asuntos que no son menos importantes y que se han visto suspendidos a razón de este proyecto. “La decisión más sensata hoy es negar el Plan de Ordenamiento Territorial”.

“¿A qué horas se les va a dar trámite a esa proposiciones? En mi caso, he radicado 39, pero otras bancadas tienen otras propuestas. Y son propuestas estudiadas que no son sacadas de última hora. No se trata de una agenda unilateral de la alcaldesa Claudia López. Tiene que haber la posibilidad de que una decisión como la del POT tenga los escenarios para un debate sobre los múltiples temas que son estructurales para Bogotá. Aquí no puede hacer carrera una única visión del mundo, superior e impuesta sobre las demás. Eso es autoritario”, indicó la concejal Quigua.

De otro lado, el concejal ponente, Germán García, se refirió a los tiempos y dijo que “hoy oficialmente hay una alta probabilidad de que el POT sea expedido mediante decreto o sea archivado por el Concejo de Bogotá, pues restan tan solo 14 días para el vencimiento de términos. No es responsabilidad del Concejo; hay un problema de fondo en la relación Gobierno-Cabildo”, indicó el concejal, quien propuso que se vote negativamente a través de un acuerdo político.

“Ya no es posible tramitar democráticamente este POT en el Concejo. Volvamos a empezar pero bien hecho, sin toda esta confusión y para que lo podamos debatir bien”, indicó por su parte la concejal Susana Muhamad.



Relaciones deterioradas

Adicionalmente, en los 76 días transcurridos desde que se comenzó a tramitar este documento, es innegable que las relaciones entre el Concejo y la Administración Distrital, especialmente con el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, se han visto severamente deterioradas.

Tanto es así que, por una parte, la Fiscalía investigará al secretario Gómez por presunta presión a concejales para aprobar el POT, al mismo tiempo que el secretario interpuso una denuncia en contra del concejal Rivera para que, por medio de una orden judicial, se le ordene rectificar en medios de comunicación nacional «las calumnias» hechas a su buen nombre.  

Y para completar el escenario, la concejal Muhamad propuso el día martes, y volvió a referirlo ayer, que hay una falta de manejo político por parte del secretario de Gobierno con relación al Concejo de Bogotá en el marco del POT, “y ya está listo el texto de moción de censura al secretario de Gobierno”.

“Prácticamente se está hundiendo la posibilidad de darle un debate público al POT, en parte por esa falta de manejo político. El secretario de Gobierno no ha asistido a las sesiones del POT; el secretario insulta a esta corporación demandando penalmente a un concejal y anunciándolo desde este recinto vacío; envía esa demanda con los logos de la Secretaría y retrasó tres días el POT. ¿Ustedes creen que un Secretario de Gobierno está para resolver los problemas políticos o para echarle leña al fuego y actuar como pirómano en el Concejo de Bogotá? Hay un pésimo gobierno de las relaciones políticas”, indicó la concejal Muhamad.



Molestia por declaraciones

Adicionalmente, las declaraciones de la alcaldesa, en las que dijo que lo que se ha presentado en el concejo han sido “dilaciones” y “marrullos”, también despertaron molestias entre cabildantes. Esto, como bien hizo en referirlo la concejal verde Lucía Bastidas, debería ser aclarado por parte de la Mandataria.

«La alcaldesa Claudia López debería decirnos quiénes la están chantajeando para aprobar el POT, como lo insinuó ayer. Ella no puede poner un manto de duda sobre los 45 concejales de Bogotá y tiene la responsabilidad de decir quiénes la están chantajeando y por qué, y ponerlo al servicio de las autoridades”, indicó la concejal Bastidas.

Otros concejales, por su parte, encontraron imprecisiones en el discurso que ha sostenido la alcaldesa con relación al accionar del Concejo de Bogotá. A este respecto, el cabildante del Centro Democrático, Andrés Forero, lo preguntó claramente: “Claudia López pide ‘moderación, serenidad y respeto’ al Concejo de Bogotá, pero horas antes tildaba a los concejales de marrulleros y mezquinos, y su Secretario de Gobierno hostigaba judicialmente a un concejal, de forma retadora, desde el recinto. ¿Al fin qué, alcaldesa?”.



El Nuevo Siglo

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias