En un comunicado hecho público este jueves 16 de julio, el Sistema de Naciones Unidas (NNUU) en Bolivia, saludó el fallo emitido el 3 de julio, por la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que anuló una resolución del Servicio de Registro Cívico (Serecí), que negaba el derecho de dos personas del mismo sexo (David Aruquipa y Guido Montaño) al reconocimiento de la unión libre.

“La determinación de la Sala Constitucional supone el resguardo de los derechos de las personas sin importar su orientación sexual y viabiliza la obtención del reconocimiento y certificación oficial de la unión libre de una pareja del mismo sexo, que inició su vida en común hace más de una década”, destaca la entidad.

Señala que ese fallo, se enmarca en la normativa internacional y nacional que garantiza el ejercicio de derechos de todas las personas, sin ninguna forma de discriminación.

En un corto contacto con EL DEBER, Aruquipa mencionó que estaba satisfecho con la declaración del Sistema de Naciones Unidas (NNUU) en Bolivia.

Supranacional

Explicó que el Tribunal de Garantías, aplicó el Control de Convencionalidad, reafirmando que los tratados internacionales sobre derechos humanos, ratificados por el Estado boliviano, tienen rango supraconstitucional y, por tanto, son de aplicación preferente.

Ante ese fallo, NNUU instó al Serecí, cumplir la decisión vinculante y a la reformulación de su resolución, de conformidad a los estándares internacionales para viabilizar el registro de esta unión libre.

De esa manera, pide garantizar un trato justo e igualitario a las parejas del mismo sexo, sobre la base del respeto de los derechos humanos de todas las personas, sin ningún tipo de discriminación, fundamento esencial de un Estado democrático.

El caso

El pasado viernes 3 de julio, la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, favoreció los derechos humanos de la población de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero (LGBTI), con la anulación de una resolución administrativa del Serecí, que había rechazado la solicitud de David Aruquipa y Guido Montaño, de obtener el reconocimiento y certificación oficial de la unión libre que tienen en común desde hace más de una década.

El trámite se inició el 2018. La Sala Constitucional determinó la aplicación preferente de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), por lo que fundamentó que “no encuentra motivos para desconocer el vínculo familiar que parejas del mismo sexo pueden establecer por medio de relaciones afectivas con ánimo de permanencia, que buscan emprender un proyecto de vida conjunto, típicamente caracterizado por cooperación y apoyo mutuo”.



Cortesia El Deber

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here