EFE

Nicolás Maduro aseguró este sábado que se mantiene cómodamente en la Presidencia de Venezuela y que está abierto a negociaciones directas con Estados Unidos.

Maduro habló con The Washington Post, en su primera entrevista con un importante medio de comunicación estadounidense desde febrero del año pasado, cuando expulsó abruptamente a todos los periodistas de Univision de Venezuela.

«Si hay respeto entre los gobiernos, no importa cuán grande sea Estados Unidos, y si hay un diálogo, un intercambio de información veraz, entonces estén seguros de que podemos crear un nuevo tipo de relación», dijo Maduro al Post.

El dirigente socialista afirmó que está listo para negociar con Washington el fin de las sanciones impuestas por el presidente Donald Trump con la intención de asfixiar a la industria petrolera venezolana y obligar a Maduro a dejar el poder.

Si Trump levantara las sanciones, las compañías petroleras estadounidenses podrían beneficiarse enormemente del petróleo de Venezuela, señaló.

«Una relación de respeto y diálogo trae una situación en la que todos ganan. Una relación de confrontación trae una situación en la que todos pierden. Esa es la fórmula», agregó Maduro.

Estados Unidos, junto con más de 60 países, reconoce al dirigente opositor Juan Guaidó como el presidente interino legítimo de Venezuela.

Venezuela atraviesa la peor crisis social y económica de su historia reciente. Según la ONU, 4,5 millones de venezolanos han huido de su país desde finales de 2015.

Pero a pesar de la catástrofe humanitaria y las duras sanciones de Estados Unidos, Maduro mantiene el poder con el apoyo de los militares, así como de Rusia, China y Cuba.

En la entrevista con el Post, el presidente venezolano también expresó su disposición a hablar con Guaidó. Sin embargo, la principal demanda de su oponente: su renuncia.

Noruega ha mediado en las conversaciones entre los representantes de Maduro y Guaidó, pero las reuniones se interrumpieron en agosto.

A principios de este mes, Estados Unidos apoyó la existencia de negociaciones en Venezuela. Consideró que las conversaciones podrían establecer un gobierno de transición, conducir a nuevas elecciones y poner fin a la crisis política que afecta al país.




Cortesia El Nacional