El asesinato de dos empresarios madereros indignó a la población y a las autoridades de la selva central. En el atentado, otras dos personas resultaron heridas y tres vehículos fueron quemados. Ocurrió el 28 de junio en un aserradero de Puerto Inca, en Huánuco.

Miguel Castro Alcalde y Novak Vukicevic Rubio eran muy conocidos en Oxapampa (Pasco). Ellos habían adquirido recientemente áreas reforestadas en Zúngaro, en Puerto Inca.

PUEDES VER Huánuco: camuflan 41 kilos de marihuana en sacos con naranjas

Sus familiares señalan que en los terrenos comprados había bolainas en pie. Por la cuarentena no fue posible sacar esa producción y cuando acudieron a la zona se encontraron con desconocidos en el lugar.

Por este hecho no hay ningún detenido. Para los investigadores, la brutalidad del asesinato tiene todos los rasgos de un crimen por encargo.

PUEDES VER Alcaldes de Huánuco pidieron a Cateriano un puente aéreo para suministrar oxígeno

En el valle del Pichis-Palcazu, enclavado en la selva de Huánuco y Pasco, todos saben que están en territorio narco. Todos conocen alguna historia donde se cruzan la droga, el terrorismo, el sicariato, los secuestros y las extorsiones.

Todos han oído hablar de avionetas cargadas con cocaína y todos están cansados de vivir en medio del terror.

PUEDES VER Denuncian que gobierno regional demolería hospital de Oxapampa pese a crisis sanitaria por COVID-19

Bares, prostíbulos, discotecas y negocios de venta de insumos químicos prohibidos abundan en la zona. Y a pocos kilómetros, pistas clandestinas donde aterrizan avionetas para trasladar estupefacientes a Bolivia, Paraguay y Brasil.

Estado de emergencia

En este sector, el Gobierno enfrenta dos grandes retos: frenar la propagación del coronavirus que ha hecho colapsar los hospitales y hacer retroceder a la delincuencia. Y para ello ha adoptado medidas extraordinarias.

PUEDES VER Proyectan potenciar el bambú de alta calidad que tiene Oxapampa

Y es que todo pasa por el hecho de que la presencia del Estado es mínima en esta zona donde actúan el narcotráfico, los remanentes terroristas y la delincuencia común. Según un reporte “reservado” de la Policía, a este sector se habrían trasladado 20 firmas de narcos.

Por todo ello, el Gobierno decretó el estado de emergencia en Puerto Inca, Tournavista, Yuyapichis, Codo del Pozuzo y Honoria, en la provincia de Puerto Inca (Huánuco), y en Constitución, Palcazu y Puerto Bermúdez, en la provincia de Oxapampa (Pasco).

PUEDES VER Crimen y castigo: abandonan narco avioneta boliviana en Ucayali

Bajo esa figura excepcional que durará un máximo de 60 días, las autoridades quedan facultadas para lanzar una serie de acciones para encarar lo que alcalde provincial de Puerto Inca, Hilter Rivera, describe como “el mayor desafío contra la criminalidad en la región”.

Dijo que no hay tranquilidad para los pobladores. “No vamos a permitir que Puerto Inca sea una zona peligrosa, somos una región productiva”, subrayó.

PUEDES VER Los Wembler’s de Iquitos, pioneros de la cumbia psicodélica, sufren el golpe de la pandemia

Asimismo, demandó mayor presencia de efectivos y la construcción de una base policial. “Hay solo 30 policías para una población de más de 40 mil habitantes. Los delincuentes operan libremente por la ausencia de los agentes”, sostuvo el burgomaestre que, asegura, ha sido amenazado.

PNP y FFAA

Operaciones. En los siguientes 60 días la Policía tendrá el apoyo de las FF.AA. para ejecutar una serie de acciones como la Operación Troya a cargo del Agrupamiento de Ingeniería Pedro Ruiz Gallo y de la Dirandro.

Región convulsionada por el narcotráfico

Hay más de 100 pistas en los distritos de Puerto Inca, Tournavista, Yuyapichis, Honoria, y Codo del Pozuzo (Puerto Inca, Huánuco), Constitución, Palcazú y Puerto Bermúdez (Oxapampa, Pasco).

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here