Nadine Heredia: la investigación por el Gasoducto del Sur en cinco claves Política – Peru Noticias Ultima Hora

0
29

El juez Jorge Chávez Tamariz, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción, dictó hoy una orden de impedimento de salida del país por 12 meses contra la ex primera dama Nadine Heredia, en el marco de la investigación que afronta por el presunto delito de colusión en agravio del Estado.

Según la fiscal Geovanna Mori, integrante del equipo especial Lava Jato, la esposa del expresidente Ollanta Humala favoreció a la constructora brasileña Odebrecht en la licitación del Gasoducto Sur Peruano, obra valorizada en más de US$7,000 millones.

A continuación, El Comercio desarrolla las claves del Caso Gasoducto:

1. El Gasoducto del Sur, un proyecto ambicioso

El Gasoducto del Sur es un proyecto de ingeniería que tiene como fin transportar gas natural desde el yacimiento Las Malvinas, en La Convención (Cusco), cruzando los Andes, hasta la central térmica de Ilo. Se trata de un recorrido de ductos por Cusco, Puno, Arequipa y Moquegua que supera los 1.000 kilómetros de distancia.

En enero del 2017, cuando Pedro Pablo Kuczynski (PPK) estaba en Palacio de Gobierno, se resolvió la concesión al consorcio Gasoducto Sur Peruano a raíz del escándalo de corrupción por el caso Lava Jato y porque no cumplió con demostrar que tenía la financiación necesaria para concluir la obra.

Proinversión ha mandado a realizar a la consultora Mott MacDonald un estudio para evaluar mejores condiciones para desarrollar el proyecto que se encuentra paralizado y que ahora se llama Sistema Integrado de Transporte de Gas. En los próximos meses se realizará la licitación del proyecto que será cofinanciado con fondos públicos y privados.

En mayo último, el entonces ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, indicó que el primer tramo de Gasoducto del Sur (desde Las Malvinas hasta la ciudad cusqueña de Anta) estaría listo en el 2022. En cuanto al segundo tramo (que termina en Ilo) aún no se tiene definida la fecha en que se terminaría.

2. Los dos contratos: uno con García, otro con Humala

En marzo de 2008, durante el segundo gobierno de Alan García, la empresa Latin Energy Global S.A.C. solicitó la concesión del proyecto Gasoducto Sur Andino (o Kuntur) y suscribió un contrato de inversión con el Estado por US$1.330’112.124.

Tres años después, esta compañía pasó a manos de la cuestionada constructora Odebrecht y cambió de nombre: Kuntur Transportadora de Gas.

En junio de 2014 durante el gobierno de Humala, Odebrecht formó el consorcio Gasoducto Sur Peruano con la española Enagás y ganó el concurso para construir la obra. Este fue el único postor y ofreció un costo total de servicios de US$ 7.328'654'011.

La suscripción del contrato de la concesión del Gasoducto Sur Peruano por 34 años se concretó el 23 de julio de ese año en Palacio de Gobierno.

3. El desembolso de US$3 millones

El 26 de junio último se revelaron pagos por US$ 3 millones que hizo de Odebrecht por el Gasoducto del Sur. La información del Departamento de Operaciones Estructuradas da cuenta de 17 transferencias de dinero a destinatarios identificados con seudónimos durante el gobierno de Humala (2014).

Los diez destinatarios del dinero recibieron montos entre US$ 20 mil y US$ 700 mil, identificados con codinombres o seudónimos. Por ejemplo, ‘Princesa' recibió dos pagos de US$ 900 mil.

Durante los interrogatorios en Curitiba de inicios de diciembre del año pasado, Barata, de acuerdo a fuentes de El Comercio, indicó que el abogado Luis Pizarro Aranguren, fallecido en agosto de 2017, recibió US$1,3 millones a cambio de realizar servicios jurídicos para la constructora brasileña en el proyecto del Gasoducto del Sur.

El exrepresentante de Odebrecht también contó, según las mismas fuentes, que Pizarro le sugirió a la constructora contratar a Ana Reátegui, actual directora de Programas de Desarrollo Gerencial de ESAN. ¿La razón? Ella habría tenido llegada en Proinversión, entidad que tenía a su cargo definir a la empresa ganadora de la millonaria obra.

Por ello, la constructora asignó al letrado, además de ‘Disco’ el ‘codinome’ ‘Princesa’ porque según Barata, Pizarro habría contratado los servicios de Ana Reátegui.

4. La investigación del equipo especial

El equipo especial investiga la presunta existencia de un pacto colusorio en las concesiones del Gasoducto Sur Peruano. De acuerdo con la tesis fiscal, el Comité de Proseguridad Energética, que tenía a su cargo la licitación, habría descalificado indebidamente al consorcio competidor. Resultó ganador el consorcio integrado por Odebrecht y Enagás.

“Se descalificó al Consorcio Gasoducto Peruano del Sur […] con informes legales de empresas vinculantes con el postor competidor que finalmente resultó ganador”, apunta la fiscal Geovanna Mori, quien está a cargo de la pesquisa.

Entre los principales investigados figura la exprimera dama Nadine Heredia, a quien el Ministerio Público imputa haberse reunido con funcionarios vinculados al proyecto y con representantes de la empresa brasileña. También consideran que la esposa del expresidente Humala habría influido en la designación de Eleodoro Mayorga como ministro de Energía y Minas poco antes de la entrega de la buena pro al consorcio liderado por Odebrecht.

Mori ha incluido en la pesquisa por el presunto delito de colusión a cuatro exministros de la administración nacionalista por su participación como miembros del Consejo Directivo de Pro Inversión. Serán investigados por este caso Jorge Merino Tafur (Energía y Minas), Luis Miguel Castilla Rubio (Economía), Carlos Paredes Rodríguez (Transportes) y René Cornejo (PCM).

El Poder Judicial también declaró fundado el requerimiento fiscal de impedimento de salida del país por 12 meses contra los exministros Merino, Cornejo y Paredes.

5. La declaración de Barata que compromete a Heredia

El exrepresentante de Odebrecht en el Perú Jorge Barata brindó, el pasado 12 de diciembre en Curitiba, detalles sobre la participación protagónica que Heredia tuvo en el proceso de licitación del Gasoducto Sur Peruano (GSP) a la empresa brasileña: contó que se reunieron cuatro veces, más seguido que con el expresidente Ollanta Humala.

“[Las] reuniones que he tenido en Palacio con la presencia incluso, en una de ellas de Marcelo Odebrecht, […] con los ministros [de Energía y Minas] responsables en ese entonces de la conducción del proceso [de licitación], [Jorge] Merino Tafur y Eleodoro Mayorga, con la propia señora Nadine Heredia. […] En estas se trataba de listar las dificultades que teníamos en la conducción de cada uno de los proyectos, especialmente en el gasoducto sur peruano”, declaró a la fiscal Geovana Mori, del equipo especial Lava Jato, según el testimonio al que accedió este Diario.

El exejecutivo declaró que se reunía más seguido con Heredia que con el propio Humala, para coordinar los obstáculos que tenía la empresa con algunos funcionarios o la falta de claridad en las bases y la poca precisión en algunas exigencias comerciales del proyecto, lo que impedía que pudiera ganar la millonaria licitación.

“Las reuniones las sostuve más con la señora Nadine, en cambio con Ollanta demoraba. Además, la señora era más organizada y entendía mejor los temas. La señora tenía un nivel de conocimiento sobre la licitación que permitía realizar las conversaciones con ella”, señaló, según la declaración a la que accedió este Diario.

En otras oportunidades, de acuerdo a lo que relató Barata, estaba presente el presidente Humala. “Las reuniones en Palacio de Gobierno han sido con Nadine, otras con Ollanta. Con la señora Nadine me reuní como cuatro veces, el objetivo de la reunión era actualizar sobre la situación de la empresa. […] Dentro de estas reuniones, se buscaban minutos para poder hacer quejas y hablar de la situación del gasoducto”, agregó.

Según Barata, Heredia tomaba apuntes sobre las quejas de la empresa, las que eran anotadas también por el ministro de turno y por el exmandatario. “La percepción que tengo de ella es que era mucho más ordenada que el señor Humala en sus apuntes, en sus cosas. No sabría decir qué fue solucionado, pero se hacían las gestiones. Al final no se sabía quién fue quien ayudó si todos ayudaron”, relató.

“No puedo precisar cuántas [reuniones han sido], pero han sido muchas. Incluso solo con la señora Nadine, donde se trató temas de prensa, de los proyectos”, añadió.

Bonus track:

Juárez pide 26 años de prisión para ex primera dama

El fiscal Germán Juárez Atoche, integrante del equipo especial, formalizó en mayo pasado su acusación contra el expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia por el presunto delito de lavado de activos en criminalidad organizada. Esto en el marco de otra investigación por la presunta recepción de dinero para las campañas electorales del 2006 y 2011.

Juárez Atoche solicitó 26 años y 6 meses de cárcel para Nadine Heredia y 20 años de prisión para Ollanta Humala. La acusación, que incluye también al Partido Nacionalista, consta de más de 1.500 folios en 7 tomos.

El 20 de diciembre último, el juez Richard Concepción Carhuancho, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, dio por finalizada la etapa de control de acusación y concluyó que el Humala, Heredia, el Partido Nacionalista y otros investigados pasen a juicio oral por el presunto delito de lavado de activos.

Concepción Carhuancho consideró que la acusación presentada por Juárez Atoche contiene elementos de convicción sobre la presunta recepción de dinero ilícito del Gobierno de Venezuela (durante la gestión de Hugo Chávez), la empresa brasileña Odebrecht y otras fuentes.

Por ello, rechazó los pedidos de sobreseimiento, archivo y excepción por naturaleza de acción presentados por la defensa de los implicados.

El abogado Wilfredo Pedraza, defensa legal de Humala Tasso, sostuvo que su patrocinado no “teme” ir a juicio oral. Estimó que dicha etapa empezaría después de febrero del 2020.

Cortesia el Comercio