Monseñor Héctor Aguer: “Habría que excomulgar al presidente que legalice el aborto”


El arzobispo emérito de La Plata consideró al aborto como “un crimen abominable” Fuente: Archivo

El arzobispo emérito de La Plata,
Héctor Aguer, se refrió a la polémica por la derogación del protocolo de
Interrupción Legal del Embarazo (ILE), consideró que
el aborto “es un crimen abominable” y aseguró que si el presidente electo
Alberto Fernández impulsa un proyecto para la legalización, “debería ser excomulgado” de la Iglesia Católica.

“Hay que establecer primero la cuestión biológica. Eso que está creciendo en el abdomen de una mujer es un ser humano. Aún en el minúsculo embrión, tiene un ADN diverso del de la madre y del padre, tiene un alma”, comenzó en una entrevista con radio
Con Vos.

El arzobispo señaló que mira “con preocupación” todo lo que dice Fernández. “Él aseguró que Santo Tomás estaba a favor del aborto. Le puedo asegurar que jamás lo vio ni por las tapas a Santo Tomás, a quien yo estudio desde la adolescencia”, dijo.

Sobre la cuestión, amplió: “Hay una cifra que se cita impunemente, se dice que se hacen 500 mil abortos por año, es mítica. No son las chicas pobres las que quieren el aborto. Las chicas que andan con los pañuelos verdes no son pobres, son burguesas. Es un problema de la burguesía”.

“¿Por qué la criatura tiene que sufrir la pena que habría que aplicarle al violador? En todo caso aplíquele la pena de muerte al violador, que no se ha ni hipnotizado ahí. La misión es salvar vidas, no liquidarlas”, indicó.

En referencia
al protocolo de Interrupción Legal del Embarazo-que fija, entre otras cuestiones- que las personas entre los 13 y los 16 años pueden dar su consentimiento para que se le realice esta práctica- Aguer remarcó: “¿[Esa persona] No tiene autonomía ni para votar pero va a poner en juego algo tan grave como la vida de la criatura y de la suya?”.

Consultado sobre qué sanción le cabe a un presidente que aprueba la legalización del aborto, indicó: “Yo creo que tendría que estar excomulgado. Aunque eso no le importe un rábano”.

Por último, criticó la perspectiva de género, porque “lleva a la destrucción”. “Las obras sociales ahora
van a pagar los tratamientos hormonales de cambio de género, cuando el sistema sanitario argentino está colapsado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *