APG

El opositor Carlos Mesa acusó ayer al presidente Morales de llevar al país a una situación límite por no tener valor para renunciar tras las denuncias de fraude en su reelección.

«Evo Morales tiene en sus manos la pacificación del país y la salida democrática a la crisis. Morales no tiene el valor para hacerlo y está provocando el pedido de su renuncia, llevando al país a una situación límite», advirtió Mesa al leer en La Paz un comunicado de Comunidad Ciudadana.

El expresidente Mesa y exvicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (2003-2005) compareció ante los medios para leer una serie de resoluciones tras una asamblea extraordinaria de Comunidad Ciudadana, candidatura que quedó segunda tras la de Morales en los comicios del pasado 20 de octubre, cuyos resultados no reconoce la oposición por considerarlos fraudulentos.

Comunidad Ciudadana demanda al Gobierno boliviano que cese «el discurso y las acciones de agresión y racismo contra la ciudadanía, de parte de los grupos organizados del MAS», el gubernamental Movimiento al Socialismo.

«Especialmente, exigimos a la denominada Conalcam», un conglomerado de movimientos sociales afines al oficialismo, «deponer sus amenazas y sus ataques violentos, en contra de la resistencia pacífica del pueblo boliviano», subraya la nota leída por Mesa.

El veterano político llamó a los bolivianos a mantener una «movilización ciudadana unida y activa, siempre en los marcos de la paz y la no violencia», hasta lograr «la solución a la crisis».

«Coincidimos con la mayoría del pueblo en que el mayor riesgo para la democracia es la permanencia de Evo Morales en el poder», advirtió.

«La mejor solución a esta crisis, en las actuales circunstancias, es una nueva elección, administrada por un nuevo órgano electoral imparcial y con la observación rigurosa de la comunidad internacional», destacó en referencia al Tribunal Supremo Electoral, al que acusa de fraude a favor de Morales.

Carlos Mesa se refirió a unas declaraciones en las que el mandatario boliviano cuestionó a la oposición por qué fue a los comicios si considera ilegal su candidatura.

«Evo Morales es un candidato ilegal e ilegítimo. Se postuló, aunque la Constitución y un referendo nacional vinculante se lo prohibía», criticó.

La Constitución que el propio Morales promulgó limita a dos seguidos los mandatos presidenciales y en 2016 un referéndum rechazó que pudiera concurrir a este cuarto periodo, tras haber sido autorizado por el Tribunal Constitucional primero para un tercero y después haber determinado el derecho a la reelección indefinida.

«A pesar de ello, en aras de preservar la democracia, decidimos participar en las elecciones en las condiciones más adversas, con leyes a la medida del oficialismo, con un órgano electoral sometido al Gobierno y en condiciones de inequidad extremas», manifestó.

«Con todas esas circunstancias en contra, nos enfrentamos con éxito al MAS en las urnas, pero ellos ejecutaron un fraude y pretenden robarse la elección», lamentó.

Mesa compareció por la tarde hora local después de que por la mañana el presidente anunciara una reunión de urgencia con movimientos sociales afines, sin que a lo largo de la jornada hubiera constancia de que se hubiera celebrado.

Los comités cívicos que piden su renuncia dieron el sábado un ultimátum para deje el poder en 48 horas, que vence este lunes.