Antoine Griezmann tuvo una noche aciaga en su segundo reencuentro con el Atlético de Madrid como jugador del Barcelona. El delantero jugó los minutos de la basura tras calentar casi toda la segunda parte en la banda. Esa situación hizo estallar al hermano del jugador, Theo, quien puso en Twitter: «Me dan ganas de llorar».

Ese tuit apenas duró unos minutos en las redes sociales, pero resume a la perfección lo que siente el futbolista y su entorno. Quique Setién ha relegado al fichaje estrella de esta temporada del Barcelona a un rol secundario y ya está por detrás de Ansu Fati en la rotación siendo el cuarto delantero del equipo, pese a que Luis Suárez se encuentra muy lejos de su mejor momento de forma.

Griezmann, quien no tiene una gran relación con Messi en el campo, ha visto disminuida su aportación esta temporada a unos números paupérrimos como culé. El delantero azulgrana ha anotado ocho goles esta temporada y repartido cuatro asistencias. El año pasado en estas mismas fechas doblaba esas cifras vistiendo la camiseta del Atlético de Madrid.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here